lunes, setiembre 28, 2009

Adiós Stgo Querido


La Patria son los amigos
A bientôt !

sábado, setiembre 26, 2009


Si jugara a ser Bertoni
podría andar con la cámara de fotos
capturando viejos ricos

y decir que además de viejos verdes
hay viejos que son harto guapos
(por decirlo de una manera protocolar y decente)

Mucho más
si miran bien disimuladamente.

miércoles, setiembre 23, 2009

taxi

Así de fácil hacer un video
así de lindo una canción
¿para qué tanto?

Filosofía de taxi:
cabe poco equipaje, te subes, te bajas
es lo que es
en el momento justo


sábado, setiembre 19, 2009

All you need is love

¿Qué se ama cuando se ama? nos preguntábamos anoche con J. Entonces ni me acuerdo de la conclusión, pero me acuerdo que sólo sabernos capaces de amar y repartir el amor por el mundo (incluso cuando las cosas se ponen cuesta arriba), es la gracia de todo.
Amar caminar por Santiago silencioso y con la tímida primavera que empieza, y encanta, y entrega esperanza, como si nunca antes la hubiéramos visto llegar. Amar Chile que anda feliz con el viento de septiembre, con el baile, la familia, la comida, los amigos.
Amar a los amigos que con sus tragos, asados, comidas, cebiches, vinos, cafés, música, caminatas, mails, y tanta cosa, me hacen despedir Santiago feliz.
Amar. Ni preguntarse tanto por qué. Sólo hacerlo, disfrutar y dar gracias. Porque sale solo, sin mayor esfuerzo ni dedicación. En la latitud que se esté, y con los brazos abiertos para recibir lo que venga.

Nati, te la copié:

viernes, setiembre 11, 2009

Shidí y el Círculo de Baba

Cuenta la historia que el sapo (quien vive en aguas oscuras y estancadas), temía constantemente de la serpiente (quien en cada temporada renueva su piel). Entonces para evitar el posible acecho de la serpiente, trazó un círculo de baba que la encerró. Cuando la serpiente se percató de esto, temió que el círculo de baba fuera venenoso y mortal, y nunca se atrevió a salir.
La serpiente, supuestamente viva y audaz, terminó muriendo de hambre por el miedo de atravesar el círculo. El sapo, logró vencerla con un bluff que atacó su vanidad y miedo a morir.

sábado, setiembre 05, 2009

Alberto Vega


A veces, como cuando leo esto, se me hace un nudo en la garganta, se me pone la visión borrosa y es difícil entender por qué suceden cosas como éstas. Y yo que ni siquiera conozco a Alberto Vega, en dos segundos me conecto con la rabia de estar preso de un accidente tan simple como mortal.
No queda entonces más que respirar, mirar hacia arriba (como cuando él dice "sí") y dar gracias. Por los amigos, la familia, el hogar, las oportunidades, los afectos, la salud. Dar gracias por lo infinitamente afortunados que somos sin darnos cuenta. Dar gracias también porque, con todo lo malo que se destaca en nuestra humanidad, el mundo tb está lleno de buenas personas y de sentimientos que nos hacen abrazar a otros. Aún si son desconocidos, como en este caso.