sábado, enero 06, 2007

Año 007, el Cuarto de Siglo


Es bien raro esto del cambio de año, más si se considera que nosotros nos regimos por el cambio de año del norte, y no el que ancestralmente nos correspondería... por el asunto de las cosechas, la tierra que renace, y todo eso cuasi desconocido para seres tan urbanos como Ud. amable lector, o como yo humilde bloguera.
Bueno, decía, que es raro, porque es como la autoportunidad que todos nos damos para "empezar de nuevo". Cosa bastante hipotética y simbólica, por decir lo menos, porque no hay nada más mentiroso que pensar que se puede partir de la nada, pero en fin.
Mi reflexión apunta a algo que le ha pasado a todo el mundo que su carnet indica que tiene más de un cuarto de siglo.
Yo este año cumplo 25. Y ya se me nota, por ejemplo:

- Con él ya no sólo miramos los catálogos de zapatillas y ropa, sino también los de muebles del hogar, vajillas, box spring, etc.
- Además de preocuparme de hacer algo que me haga feliz, estoy paralelamente pensando cuán útil me servirá eso para pagar mis cuentas a futuro.
- Amigas están teniendo guaguas
- Me he sorprendido en el burgués, anticuado y ridículo acto de hablar de "nanas"
- Para ir a acampar estoy cotizando un colchón inflable
- Estoy considerando que de recibir un dinero extra podría pagar el pie de un auto en lugar de viajar
- Mi meta más cercana en la vida, es terminar el postítulo, trabajar e irme de mi casa para pintarla del color que se me plante.

No me siento orgullosa de ninguna de las cosas arriba expuestas, pero es así. No creo que sea la única a la que le pasa esto, y supongo que no es taaaan negativo tampoco. Ambiciones burguesas, claro que sí... toda la razón. Pero tiene que ver con la necesidad terrible de independencia. Esa misma que uno cuando tiene 16 (aquí en Chile por lo menos), encuentra medio loco eso de la gente que le guste pagar sus propias cuentas.
Ya vendrá el día. Por ahora junto plata para mis días de independencia: las vacaciones.

5 comentarios:

camafeo dijo...

Yo agrego alguna:

- recibir ropa formal de regalo.
- dormirse al medio de las pelis.

25 años es una etapa exquisita
qué bueno q los vivamos juntos.

besos
tu Pancho

Nati dijo...

a mi los dos años que me alejan de los 25 se me notan caleta. obvio esta el sueño de irse a vivir solo, pero ahora no tengo pa cuando. ni ahi con autos, me gusta andar en micro, y en los catalogos aun miro ropa y zapatillas. mis esfuerzos de este verano van destinados a peru.

te echaba de menos

muac

Emilia dijo...

Ay amiga.....yo este año cumplo 27....pero siento como si tuviera 5...tal vez siempre voy a sentir eso...y las ganas de viajar, de aprender, de cantar, de reirme mucho, tambien las voy a sentir siempre....despues vendran los hijos, la casa....pero nunca dejemos de sentir lo otro que es lo que nos mantiene creando.

Feliz año

Vero dijo...

es inevitable caer en algunos gustitos burgueses en la medida que pasan los años. pero tampoco es para avergonzarse o sentir que uno se ha traicionado a uno mismo al tomar estos caminos. parte de crecer es liberarse de algunos prejuicios.
un abrazo
v.

Daniel dijo...

Yo he caido en algunos gustos como comprarme un poco más de ropa formal, más pantalones en vez de jeans, más camisas que poleras, etc. Saludos(aprovecho de pasar un mensaje para ti y quienes te leen)

PD: Nuestra amiga blogger Johanna necesita operarse. Lamentablemente las operaciones se pagan con plata y no con buenos deseos, asi que te invitamos a ir al banco y entregar tu aporte en la cuenta 010-63-03751-2 del Banco del Desarrollo a nombre de Juan Pablo Ortíz Moreno, hasta el 2 de febrero