viernes, diciembre 11, 2009

Años y Heridas

Un alumno no podía entender que la democracia en Chile se haya retomado el año 90. Como pensé que era un problema de idioma (y él no entendía español), se lo expliqué en francés. Pero el problema era otro. El problema era que para él la época de las catástrofes, como el Holocausto por ejemplo, donde deben haber sufrido varios parientes suyos, había terminado en 1945, con el fin de la guerra.
Otro alumno bien desafiante interrumpió el diálogo diciendo en su francés marcado por un acento africano: "Ahora también se cometen crímenes y falta de democracia". Pues claro que sí. Un gran porcentaje de los alumnos a los que les hago clases, tienen parientes refugiados (a veces ellos mismos lo son), han crecido en países con guerras civiles constantes, con militares en las calles, con violencia dentro de clanes que siguen (y desgraciadamente tal vez seguirán) en conflictos políticos, religiosos y por supuesto, económicos.
La última semana me ha impactado ver por medio de la prensa chilena, escuchar en los podcast, leer en los twitteos, dos noticias paradigmáticas. Primero, el funeral de Víctor Jara, luego de 36 años de su violento y cobarde asesinato. Dos días de homenajes, luego de una exhumación que destapa no sólo la tierra y el cemento, sino también la herida de un país que aún llora desaparecidos.
La segunda noticia es ver que AL FIN, un magistrado utiliza el término homicidio para el asesinato evidente de quien fuera presidente de Chile. Y no sólo eso. Sino que enterarme por el titular del Mercurio. 27 años después.
Yo tengo 27 años. Nací el año en que mataron a un presidente. Nací en un año, les expliqué a mis alumnos de Terminal Europea, en que las protestas contra la dictadura comenzaron a tomar fuerza. En un año donde la crisis económica no dejaba chance a un gobierno completamente ilegítimo. Entonces abrieron sus ojos, como signo de impresión. Dibujé en la línea de tiempo que hice en la pizarra, un corte en 1982: el año en que había nacido su profesora de español, la que tenían enfrente. La que creció en la dictadura chilena. Algo que les suena tan exótico, como a nosotros la guerra en el Congo.
Ese mismo año, el gobierno que mató a Víctor Jara, también asesinó a un presidente. Y recién hoy, diciembre de 2009, se admite que fue un homicidio.
Quien dice que 'se deben cerrar las heridas del pasado', primero debe acordarse que una herida sucia no puede cerrarse y sanar. Primero hay que limpiar. Aclarar. Admitir. Antes que las bacterias del silencio y la impunidad gangrenen la democracia que queremos mantener y enseñar a quienes nos siguen en el camino.

martes, noviembre 10, 2009

De-bate


No he podido ver los debates en directo, ni tampoco sentir el comentario tuiteado minuto a minuto o del día posterior directamente, pero estuve viendo y pinchando algunas imágenes, el video en canal 13, y con sólo ver entrar a los candidatos...
Me da la impresión Arrate es como el abuelito con quien me gustaría almorzar los domingos, que me contara historias, me enseñara sus libros, me pudiera venir a Europa con él de viaje...
MEO el jefe histérico, bien típico de productora, el que nadie quisiera tener. Porque sonríe cuando amaneció de buenas y es capaz de gritonearte, olvidándose de cualquier buen modal de un segundo a otro. Se gana los fondos, pero paga mal, no cuida a la gente. Tiene alma de jipi dictatorial.
Piñera es el jefe al cual nunca verás. El notario detrás de la puerta, el decano de la facultad que te saluda el primer día de mechón, el senador por el que votaste sin saber si alguna vez en tu vida, te representó. El jefe que da un discurso con sabor a cartón en una comida de la empresa y luego se va, ocultando la cara de asco.
Y Frei. Es como el papá bonachón. El que podría aportar harto en la reunión de apoderados, porque es muy inteligente, pero es tímido (y tiene una mujer que habla demasiado). Es el papá que se la juega y podría trabajar más para pagarte un viaje al extranjero, que ayuda ojalá siendo anónimo a alguna amiga tuya. El papá que va a dejar a todos tus compañeros y amigotes después de una fiesta de octavo básico, con un poco de cara de enojado, porque tiene q trabajar al otro día, pero lo hace igual. Es mejor eso a que los niñitos se queden botados en la calle.
Et voila.
No tengo dudas por quién votaría en primera y en segunda vuelta. Pero no es que lo haga por una convicción que me salga de adentro (qué envidia a quienes sienten eso todavía por la política). Por lo demás, me encantaría que se hubieran puesto de acuerdo en Chile, para que los chilenos que estamos en el extranjero, pudiéramos ejercer nuestro derecho cívico.
Peras al olmo todavía parece.

lunes, noviembre 09, 2009

Chance


Me siento una suertuda. Como el gato de ALF que siempre se salvaba de ser comido por el mono peludo este. Cuando me siento así, me imagino pintando algo de hartos colores. Podríamos decir que esta sensación es amarilla, verde (en hartos tonos), rojiza clara. Luz. Un celeste bien iluminado de fondo.
Así, sí. Como el cielo de Mantes, el pueblo donde vivo.
De olor tiene un suave olor a orquídea y vainilla; y algo de café al atardecer.
Y aunque cada día esté más frío por estos paralelos, me llegan abrazos maravillosos de todas partes. Visitas reales, abrazos virtuales, sorpresas luminosas. Y claro, da miedo ser tan suertuda a veces. Pero mientras dura, pucha que lo estoy disfrutando.

jueves, noviembre 05, 2009

Viajar


Hace un rato le comentaba en su blog a una amiga que cuando dices que estás viviendo en Paris, todo el mundo imagina lo glamoroso de tu vida. Que desayunas en los jardines de María Antonieta, almuerzas mirando el arco del triunfo y tomas el café d’apres-midi mirando la torre eiffel. Pero no. La vida es mucho más normal de lo que se quisiera imaginar, y algunos días, como me ocurrió la última semana, sólo quieres quedarte en casa y ver cómo entra el viento que trae a pasos agigantados el invierno.
Cuando viajas te encuentras cara a cara con los fantasmas, como dice la Ji. Tb le contaba que desde que llegué acá he soñado muchísimo. Mucho y de las cosas más diversas. El inconsciente a full todo el rato. Como si se aprovechara este momento de silencio e incertidumbre de tu vida, para saldar alguna cuentita pendiente. Y hasta eso, que puede provocar cierto nivel de angustia, igual se agradece a la larga.
Estar en Paris es mucho más que ver los miles de museos, exposiciones, cafés o el estilo de vida francés. Es también encontrarse con todo tipo de culturas, donde la africana es un grueso componenente, sentirse extranjero, sentir la desconfianza de y al inmigrante, buscar tu lugar, aprender más francés, etc. Ir al supermercado como panorama en la tarde, cocinar y disfrutar de tu cena escuchando la música que quieres escuchar.
Tomar el transporte público con los estudiantes que hablan y ríen de cosas que no puedo entender bien, pero que sin duda, no son muy diferentes de las cosas que hablan lo pokemones en SCL.
Estar en un viaje de largo aliento, es la mejor oportunidad para reafirmar (o buscar en algunos casos), qué es lo que realmente queremos llegar a ser. Y perdonarán mi no-falsa-modestia. Pero eso, aunque lo sepan y lo hayan sabido desde Ulises hasta Madonna, para mí es el mejor descubrimiento ahora.

Foto: Dans une fenêtre du Château de Versailles.

sábado, octubre 24, 2009

Tarde de Cine


Acabo de tener una tarde de cine casero, en mi compu, en mi casa en Mantes-la-Jolie, con esta peli.
Me divertí, me emocioné, me identifiqué, me reí.
Es bueno cuando una peli te hace eso. Hubo algo de rewind a mi infancia, y la protagonista se parece a una pequeña (ya no tan pequeña) medio pariente mío. Está interesante para ver cómo estuvo Chile presente en la cabeza de algunos en la década de los setenta, que estaban bastante lejos. Mucho más que ahora. Puede parecer un poco cliché para quien ha visto esta temática setentera hace años. Con los hitos de la España franquista, la Francia moderna, Latinoamérica revolucionaria... Pero hay una historia hilándolo todo; que es la historia de la pequeña momia y su despertar al mundo, y en eso se centra la diferencia. Y esa diferencia es la que te mantiene despierto. Agradable película.

domingo, octubre 18, 2009

chez moi


Con esto de armar mi casita me he puesto de lo más fetichista.
Hoy fuimos con mi amigo el panameño de compras al supermercado árabe. Donde venden cosas un poco raras, pero baratas, y donde además encuentras cosas más baratas que en Carrefour (pero a punto de vencer, já).
En eso estábamos, cuando veo a lo lejos una vitrina curiosa... Y entonces voilá ! Otro supermercado árabe, pero esta vez con todo para el hogar... El paraíso para la dueña de casa !!!
Un sacacorchos (anoche tuvimos la indecencia de terminar abriendo una botella de vino con un tornillo, un tenedor y dos llaves), y un rallador por un euro cada uno. También tengo un cuchillo que corta decentemente (no sólo me deprimió la otra vez cortar zanahorias con un cuchillo de mantequilla, sino también me hice pebre las manos).
Al fin tengo una tetera, y dejaré de tomar té con agua hervida en la misma olla donde hago arroz, y lo mejor... un carro de compras !!!!!
Puede sonar de lo más consumista, pero estoy haciendo mi hogar.

miércoles, octubre 14, 2009

Recoger


Hay cosas de lo más curiosas. Como morir por la patria siendo un desconocido.
Como irse del país para entrar mar adentro en el "unomismo"
Como tener una profesora que viene de "Chile" Qué cosa más lejana y curiosa.
Igual que mis alumnos de origen
argelino
africano
marroquí
libanés
congolés,
pero todos bien franceses.
Tb hay cosas raras como que nos gusten tanto los fuegos artificiales. Como ver los pies del Sacre Coeur en Montmartre llenísimo de gente, sólo por ese hecho. La luz; la misma que debió encandilar a un primitivo homo sapiens alguna vez.

Hoy puse mi calientacamas. Se acabó la tregua otoñal en Paris.

Fotos: Fuegos artificiales en la fiesta del vino en Montmartre y cementerio de Mantes la Jolie.

viernes, octubre 09, 2009

Compras

Somos seres gregarios que nos gusta jugar a ser ermitaños
y sendentarios que ensayamos ser nómades.
Ayer me compré pantuflas en Carrefour
y hoy una bajada de cama en el supermercado árabe de la esquina

jueves, octubre 08, 2009

Courage

Mi vecino del piso de abajo es el portero del colegio
Escucha música punchi todo el día. Fuerte. Siempre que está, se escucha el punchi fuerte.
Vive solo con su gato.
El otro día fui a pedirle azúcar y estaba hablando con el gato.

Cuando llego a la casa tb pongo música. Un poco de todo.
Harto en español, otro tanto en inglés, otro poco en francés.
Matizo para ir haciendo ambiente.
Hoy día estuve un rato sin música al llegar.
La música del silencio.

Courage.
Esa es la palabra y la actitud del momento.

lunes, septiembre 28, 2009

Adiós Stgo Querido


La Patria son los amigos
A bientôt !

sábado, septiembre 26, 2009


Si jugara a ser Bertoni
podría andar con la cámara de fotos
capturando viejos ricos

y decir que además de viejos verdes
hay viejos que son harto guapos
(por decirlo de una manera protocolar y decente)

Mucho más
si miran bien disimuladamente.

miércoles, septiembre 23, 2009

taxi

Así de fácil hacer un video
así de lindo una canción
¿para qué tanto?

Filosofía de taxi:
cabe poco equipaje, te subes, te bajas
es lo que es
en el momento justo


sábado, septiembre 19, 2009

All you need is love

¿Qué se ama cuando se ama? nos preguntábamos anoche con J. Entonces ni me acuerdo de la conclusión, pero me acuerdo que sólo sabernos capaces de amar y repartir el amor por el mundo (incluso cuando las cosas se ponen cuesta arriba), es la gracia de todo.
Amar caminar por Santiago silencioso y con la tímida primavera que empieza, y encanta, y entrega esperanza, como si nunca antes la hubiéramos visto llegar. Amar Chile que anda feliz con el viento de septiembre, con el baile, la familia, la comida, los amigos.
Amar a los amigos que con sus tragos, asados, comidas, cebiches, vinos, cafés, música, caminatas, mails, y tanta cosa, me hacen despedir Santiago feliz.
Amar. Ni preguntarse tanto por qué. Sólo hacerlo, disfrutar y dar gracias. Porque sale solo, sin mayor esfuerzo ni dedicación. En la latitud que se esté, y con los brazos abiertos para recibir lo que venga.

Nati, te la copié:

viernes, septiembre 11, 2009

Shidí y el Círculo de Baba

Cuenta la historia que el sapo (quien vive en aguas oscuras y estancadas), temía constantemente de la serpiente (quien en cada temporada renueva su piel). Entonces para evitar el posible acecho de la serpiente, trazó un círculo de baba que la encerró. Cuando la serpiente se percató de esto, temió que el círculo de baba fuera venenoso y mortal, y nunca se atrevió a salir.
La serpiente, supuestamente viva y audaz, terminó muriendo de hambre por el miedo de atravesar el círculo. El sapo, logró vencerla con un bluff que atacó su vanidad y miedo a morir.

sábado, septiembre 05, 2009

Alberto Vega


A veces, como cuando leo esto, se me hace un nudo en la garganta, se me pone la visión borrosa y es difícil entender por qué suceden cosas como éstas. Y yo que ni siquiera conozco a Alberto Vega, en dos segundos me conecto con la rabia de estar preso de un accidente tan simple como mortal.
No queda entonces más que respirar, mirar hacia arriba (como cuando él dice "sí") y dar gracias. Por los amigos, la familia, el hogar, las oportunidades, los afectos, la salud. Dar gracias por lo infinitamente afortunados que somos sin darnos cuenta. Dar gracias también porque, con todo lo malo que se destaca en nuestra humanidad, el mundo tb está lleno de buenas personas y de sentimientos que nos hacen abrazar a otros. Aún si son desconocidos, como en este caso.

sábado, agosto 29, 2009

El Paso (y Peso) de Una Generación



Leo en una revista a un actor treintañero diciendo que nuestra generación no tiene sueños ni utopías. Veo a quienes vivieron prisión, tortura, exilio, retorno, reencanto, renacimiento y reacomodo, que se levantaron, recogieron su historia y aún, casi por milagro, siguen vivos. Algunos con más voz que otros. Algunos más resilientes que otros. Me vuelve la idea de que "nuestra generación no tiene grandes compromisos ni sueños". Sociales, claro. En conjunto. Como ese sueño impresionante que se cuela en cada discurso, en cada película, en cada declaración sindical, ecuménica e incluso eclesiástica de hace cuarenta años atrás. Se me viene la imagen vista hace un mes y medio en Paris: La torre floreada, luchando con un martillo que la aplastaba. Floreada entera, representando la década de los sesenta. Cuando en Chile tres gatos (quizás quince o veinte, pero minoría igual), se juntaron a hacer cine con el vuelto del pan. Porque había una sociedad que mostrar. Porque Ecran no les era suficiente. Porque era necesario mirarse hacia adentro, filmar artesanos del mimbre, hospitales psquiátricos patéticos e inhumanos, marchas de trabajadores conscientes de sus derechos, poblaciones miserables con niños ignorantes de su tragedia. Entonces vino el golpe con su martillo y todo se desplomó y desplumó. Y entonces el mundo también cambió. A veces sueltan las ganas de rabiar, patalear y desgañitarse contra esa generación que luchó tanto por un ideal tan naif. Decirles que cómo cresta pudieron ser tan inocentes, y de paso, quitarle el peso, la legitimidad a que las próximas generaciones pudieran luchar por su sueño. Porque se corroboró que con sueños no basta. Y eso es lo que nos tocó a nosotros. La realidad. Encontrarnos de frente y con todo el mundo. A través del chat, del cine, el video, la música, el idioma, los aviones. Nos tocó reflexionar sobre "un siglo interesante" (diría Hobsbawn), sobre los mejores y también los peores hechos que como especie humana pudimos cometer. Tenemos la labor de expresar lo que nos pasa como individuos, ir hacia adentro y conversar. Pero sobre todo conversar. Hablar de lo que nos pasa, mirarnos. Tal vez hasta ponernos de acuerdo. O tal vez no. Sólo contarnos qué nos pasa, para comenzar a pensar que lo que pasó atrás no fue en vano. Que los maestros que miramos con cariño y admiración no sólo son fósiles vivientes, sino también carne, corazón, historia, valentía y dolor. Que debemos aprender de ellos, abrazarlos y conversar. Algo que, se escucha irreflexivamente decir, ya no se hace. Para mí, hoy estamos más comunicados que nunca y eso, debe ser una ventaja, no una medusa satánica de la cual hay que huir.

martes, agosto 18, 2009


No estaré para el matrimonio de mi mejor amiga del colegio. No estaré para presentar mi ponencia en Valdivia. Ni en el congreso universitario.

Sobrevolaré el aliento de la pasiónposible. Aleteando en viento contrario.

No estaré en las presidenciales. Ni en el escupir indómito de las flores en octubre. Ni en el atardecer de los escolares en manga corta. Ni en el infatigable banquete del 3 de noviembre

PeroestarenParis.

lunes, agosto 17, 2009

REW


Suena el teléfono

No estoy en casa

Decidí morir

antes del primer grito


El huevo se desquiebra

clara y yema

vuelven a juntarse.

Las abraza una cáscara


Nunca tecleé

ni fotografié

ni llené cintas


El zancudo devuelve mi sangre,

las manos vuelven a mi vientre

la tinta vuelve al lápiz

las letras al libro


He vlt

he vlto

he vuelto



miércoles, agosto 12, 2009

Alfombra Mágica


Tengo la misma sensación de cuando era chica y veía Mazapán.
Y veía que sus conductoras se subían a la Alfombra Mágica, decían las palabras, y cambiaban de lugar.
Y partían sin nada. Literalmente con lo puesto arriba de la alfombra.
Entonces miro la cantidad de cosas acumuladas que tengo en mi pieza, y el porte enano de mi maleta.
Y me gusta.
La alfombra no puede llevar muchos kilos. Y eso me gusta.
Me gusta comenzar a despedirme de la ciudad de esta forma también.

sábado, agosto 08, 2009

Fenomenología de la Guata

De un tiempo a esta parte los años no sólo me han traído más manchas en la cara, más dolores articulares con el frío y menos resistencia a una semana corrida de carrete. Menos mal que en este universo las cosas se compensan, y por una larga lista de negatividades, la suma de años trae maravillas como eso que llaman madurez; que personalmente prefiero ligar con serenidad y sabiduría. No voy a dármelas de gurú, porque ni cumplo treinta todavía, pero no hay duda que nos cambia el panorama desde que éramos nenes y nenas, y éramos capaces de salir a la batalla sin nada, piluchos por la vida (metafóricamente hablando, en mi caso al menos), básicamente porque no teníamos el aprendizaje previo que podíamos salir trasquilados (a veces bastante).

Hace unas semanas hablábamos con M de cómo nos hemos ido dando cuenta que con el paso de los años estamos escuchando más la guata. (Según J la guata tiene más neurotransmisores que el cerebro). Con escuchar la guata me refiero al acto simple y complejo de decir "esto sí" "esto no". ¿Por qué? Porque algo adentro, que no sé en su caso, mi estimad@ lector@, pero en el mío, se traduce en un apretón o un aviso que emerge claramente desde el vientre y que dice "hay que salir de aquí" o "aquí es donde hay que seguir por ahora".

En esta misma conversación M me contaba que en un artículo que leyó en la revista Geo, se abordaba el tema de la intuición con una conclusión bastante lógica. Nosotros, especie humana, tenemos la capacidad de recepcionar millones de estímulos que ingresan a nuestro cuerpo de las más distintas maneras. Los más normales y conocidos son nuestros cinco sentidos. Entre medio, (no olvidemos a Freud), está el incosciente almacenando una cantidad incalculable de situaciones que no somos capaces (afortunadamente) de asimilar racionalmente. Tenemos entonces estos estímulos ingresando constantemente. A ello se suman nuestras experiencias previas. El típico caso de que si alguna vez tocaste el fuego y te quemaste; pues es más probable que lo pienses dos veces antes de volver a hacerlo.

Entonces la intuición y el hacerle caso a la guata, que resulta ser un vocero de estos millones de estímulos, sumados a nuestras experiencias previas, resulta de lo más lógico que hay.

Pero para que este aviso abdominal sea efectivo, la experiencia previa es básica. Aunque el estímulo del peligro haya ingresado por millones a nuestro cuerpo, no es posible advertir el riesgo si no tenemos aquella historia (consciente o incosciente) que nos enseñó que el porrazo puede ser fuerte.

Esta reflexión sobre la experiencia previa, me hizo tanto sentido para esos momentos en que uno está nublado, no ve para ninguna parte, y necesitas darle unas cuantas vueltas al asunto, porque ni siquiera la guata puede indicarte hacia dónde es mejor seguir. Resultaría un poco taxativo para esta elucubradora blogguera decir que sin experiencia, no hay intuición. Últimamente me he puesto de lo más relativista, me disculpará Ud. Pero sin duda que el haberse quemado antes los dedos, aunque no se recuerde mucho, resulta una ayuda para que la bocina de alerta se encienda y, en consecuencia, la guata comience con su aviso de poner atención.

Si esto resulta tan evidente, nuestra tarea entonces está en no ser tan extremadamente porfiados. Porque está bien dudar, reflexionar, barajar las opciones. Pero no olvide, en el momento de tomar una decisión, que los millones de estímulos por segundo que podemos captar, pueden haber hecho click, recordándonos mediante un apretón de guata que es el momento justo e indicado para tomar esa decisión que creemos puede ser la correcta. Y si por casualidad no lo fue; alégrese Ud. ! Tendrá el aprendizaje previo que más adelante le recordará que, aunque somos humanos y tropezamos dos veces con la misma piedra, es posible y necesario hacerle caso a esta cosquilla estomacal resumida como intuición.

Para cerrar dejo abierta la pregunta de por qué se asocia el "sexto sentido" o la "intuición" más al género femenino que al masculino. ¿Mayor capacidad de captar y asociar estímulos y experiencias previas tal vez? Deben haber cien mil artículos filobiofenomenológicos escritos y publicados sobre esto. Pero como esto es sólo una reflexión de una preguntona blogguera, les dejo la tarea para la casa.

miércoles, julio 29, 2009

De Vuelta (desmitificaciones varias)


Ya volví a tierras chilenas. La estadía en Europa fue un agrado. Incluso considerando que llovió bastante y hasta tormenta eléctrica tropical tuvimos entre medio.
Le informo amable lector o lectora, que no fui en viaje de paseo, por lo que poco puedo contarle sobre las rutas turísticas, o los más connotados lugares-hito para visitar. Aunque no me quejo porque si bien es cierto que fui a trabajar, por esos lados realmente se trabaja hasta las cinco de la tarde, y en verano oscurece entre diez y once de la noche, así que tiempo para recorrer en las tardes tibias de Paris, o disfrutar las caprichosas nubes holandesas, de eso sí tuve.
No iba a Europa hace hartos años desde que fui la primera vez en el 2000. Y volví a sorprenderme como en aquella vez, cómo nuestra cabeza está llena de mitos... Por ejemplo que los parisinos son unos malditos antipáticos que si no les hablas en francés se dan media vuelta sin casi mirarte. O que Amsterdam es la ciudad maaaaás liberaaaal y reventada, y que los Países Bajos es un lugar progresista (de centro izquierda) por excelencia. El mundo está lleno de prejuicios, mitos y paradojas, y cuando nos encontrábamos en Nijmegen, una ciudad a unos cuarenta minutos de Amsterdam, muy cercana a la frontera con Alemania, el director de la fundación que visitábamos nos explicó que nos encontrábamos en "La Habana" de Holanda. Que era la única ciudad donde la izquierda era preponderante en el área política.
Me perdonarán mi ignorancia sobre el tema, pero no dejé de sorprenderme. Sobretodo porque uno asocia al "progresismo" con la izquierda. Pero bueno, ellos tienen otra historia también... otra historia con el stalinismo, con las guerras, con su constitución como país (son una monarquía constitucional). Quién sabe. Tal vez están más allá de nuestra antigua y trasnochada visión de las izquierdas y derechas. Da para pensar, porque hasta el día de hoy, cuando contamos sobre nuestra investigación de Joris Ivens (documentalista holandés, característico por documentar los grandes eventos históricos de la izquierda durante el siglo XX), algunas personas nos levantan una ceja, diciéndonos que él recién hoy (a más de cien años de su nacimiento, y veinte de su muerte), está siendo reconocido en su país natal por su obra, más allá de sus inclinaciones políticas.
Respecto a que los parisinos son unos desagradables, y que, por default, Paris es una ciudad hostil para el visitante no-europeo o no-francoparlante, creo que es una exageración. Paris tiene en cada esquina (y no exagero), en cada una de sus esquinas, mapas con diversos tamaños y funciones para no hacer que el turista se sienta una pobre hormiga (que uno lo es, por cierto), ante una ciudad de tal magnitud. El parisino es educado. Está acostumbrado (sobretodo en verano) a ser invadido por personas de todas partes y me dio la sensación que intentan ser lo más amables con uno, que en primitivo francés se acerca a pedir ayuda.
Es tan bueno viajar. Y abrir bien los ojos. Escuchar, ver, sentir, oler, observar, oir. Hacerse una propia imagen y disfrutar lo que más uno quiera de las ciudades. Sin que sea necesariamente el Louvre o el barrio rojo lo que HAY que visitar primero.
Por cierto, Amsterdam me pareció más una postal de ciudad-pueblo tranquila que esa imagen de ciudad carretera non stop (lejos de las siete calles del barrio rojo, los coffee shop, smart shop, sex shop, vitrinas rojas con mujeres bailando... quedan diez mil calles más donde la vida es de lo más tranquila y apacible).
No es por ser contreras no? Pero es lindo esto de plantearse el turisteo diferente. Puede Ud. contarme su experiencia como siempre.

martes, julio 07, 2009

Al otro lado del Charco

Voy y vuelvo.
Unas semanas al otro lado del charco no le hacen mal a nadie
Prometo una foto, una historia y una canción a la vuelta
Qué rico ir a tomar un poco de verano
se me cuidan de la porcina y todos los virus virulentos !
Baii !

jueves, junio 25, 2009

:-)

Tengo el cerebro repartido en 16 partes con tanta cuestión en la que ando metida
pero estoy feliz
mucho
Así tan feliz y completa, que da miedo
Y bien in love.
Como receta el doctor cuando bajan las defensas
já !

sábado, junio 20, 2009

Cumpleaños Feliz


Este humilde blog, cumplió 4 años hace cinco días. Tan humilde, que recién vengo a recordarlo.
¡Cómo pasa el tiempo y el agua bajo el puente!
Lo mejor de este blog (perdóneme Ud. amable lector o lectora la falta de modestia), es que esto está hecho con el mejor de los sentimientos, nombrado en una gran palabra: Voluntad.
Con mayúscula.
Gracias a todos y todas por sus visitas, anónimas y comentadas :)

sábado, junio 13, 2009

La Vuelta al Mundo


Me acuerdo en una primaveral tarde Valdiviana, estar conversando con mi querida Angélica, maestra y amiga, y mencionó algo que es tan simple, pero que me hizo (y me hace aún) tanto sentido...

Hablábamos del Orbe. Fuera de Chile digamos, y de los países de origen en general. De los amigos que se fueron a tal o cual país lejano, de las relaciones a distancia, de las becas para estudiar fuera, las vacaciones con pasaporte, la necesidad de husmear lo que más se pueda, lejos de este país que se está cayendo del mapa. Festivales, congresos, viajes de placer, de trabajo, de conocimiento, de estudio, de urgencia por abrir la mente. Entonces ella, con la convicción en la mirada, y la asertividad de sus palabras me dijo: "Es que la generación que les tocó a Uds. es la generación de la apertura al mundo, de los viajes. No puede compararse a nuestra generación (la de los 60's) cuando viajar no se consideraba una necesidad. A esta generación le tocó un mundo interconectado, que requiere no sólo estar al día con la tecnología, sino que estar moviéndose físicamente siempre. Antes nosotros estudiábamos el postgrado aquí en Chile, y aquí mismo en Chile nos quedábamos, salvo contadas excepciones" (Esto sin contar periplos como los exilios, claro).

Aún así, con toda esta globalización y tecnologización, (que según algún profesor que tuve en la Universidad, comenzó cuando a Colón se le pasó por la cabeza emprender un viaje para llegar a las Indias), creo que seguimos siendo mucho más humanos de lo que pensamos. Mucho más.
Si bien tenemos menos tiempo, andamos de un lado para otro, conectados y enchufados a cuanto artefacto existe, rodeados de claves de acceso y códigos binarios, y ocupamos de excusa que necesitamos conectarnos a internet por trabajo, la gran mayoría de las veces el tiempo empleado en internet tiene que ver con facebook, para ver las fotos de la guagua de la amiga que nació en Londres, o el primo que se casó en Estados Unidos, o los paseos de la amiga que se fue a Finlandia por amor. Tiene que ver con MSN, para hablar con los amigos con los que nos seguimos debiendo ese café hace meses. Con el correo electrónico, donde enviamos los más largos y cortos mensajes para expresar lo que tenemos dentro. Con Twitter para saber qué está haciendo o viendo el otro en el minuto. Con este mismo blog, panel expositivo de tanta cosa que a una se le pasa por la cabeza a diario, y que requiere ser escrito para comunicarse. Para no olvidarse que somos humanos y necesitamos estar conectados. Aunque parezca slogan de compañía de celulares. La tecnología que nosotros mismos como humanos hemos creado y fomentado, no es sólo una herramienta del capital para intervenir y enajenar nuestras vidas. En la vida diaria, sigue siendo sobretodo una manera de contactarse con aquellos que más queremos y que, tal como diría Angélica, por la era viajada, móvil e informacional en que nos tocó vivir, necesitamos más que nunca, y a pesar de todo. Justamente porque no podemos vivir solos; como el más primitivo de los monos tampoco pudo hacerlo.

viernes, junio 12, 2009

Andar Sola

¿Qué hizo la Shidi de viuda de Año Nuevo?
No, no se quedó llorando en casa...
Pues en esto anduvo....

Tío Lucho - Andar Sola
Dirección: Luis Horta
Fotografía y cámara: Luis Román
Asistente de Dirección: Shidi

jueves, junio 04, 2009

añotoño


Señor Conserje,

no barra todas las hojas del suelo

mire que son como pixeles del otoño,

y con esto de vivir tanto en la ciudad

a uno se le olvidan hasta las estaciones del año.

miércoles, junio 03, 2009

Buenos Modales


Es bien raro esto de la buena educación.

Hay veces que me han encontrado de los más dije que hay. Una señorita, educada, de buenos modales.

Otras veces, no. Me han mirado feo, y me han hecho saber (creo que casi nunca directamente, algo muy chileno por cierto), que soy una maleducada, descortés o incluso impertinente, rayando en la insensatez.

Intento, la gran mayoría de las veces, aplicar el "donde fueres, haz lo que vieres", o en su defecto, guardar silencio. En último caso, si estoy muy incómoda en un lugar, tomo mis cuatro pilchas y de manera muy tranquila emprendo la retirada. Porque qué es eso de estar donde uno no se siente bien. Es como reclamar que en la tele dan pura basura y verse el SQP completo. No. No gracias.

Pero hay algo que me cuesta. De sobremanera. Una tarea cuesta arriba que se convierte en una lucha interna entre la buena educación y la sinceridad destartalada de esta humilde pluma.

Me cuesta establecer cualquier tipo de conversación con alguien que no me cae bien. Y es difícil ponerse a definir por qué alguien puede o no caerte bien. No tiene que ver con si son o no buenas personas. Es un asunto tan lleno de matices que van desde cómo alguien habla, hasta los valores más profundos que profesa. Hay cosas que no son no más, y me cuesta entender a la gente que insiste en sobreponer unos supuestos "buenos" códigos de conducta, antes de la sinceridad; educada y cortés, claro. Pero sinceridad al fin.

Hace algunos años una amiga tenía un pololo que para mí me resultaba insoportable. Realmente cualquier reunión en la que ella apareciera con este tipo, resultaba ser para mí, un partido de noventa minutos corrido de lado a lado. Tal vez no debía tensarme tanto con la situación; eso puedo verlo ahora. Pero en el momento me resultaba imposible sentirme a gusto con este tipo que no sólo encontraba fome, aburrido, latero, machista y hasta un poco falso, sino que además se esmeraba una y otra vez por caerme bien. Yo no sé si no le di suficientes señales que me era difícil establecer cualquier tipo de vínculo con él, (cosa que dudo, porque suelo ser demasiado expresiva a veces), o definitivamente no hablábamos el mismo idioma.

Un día esta amiga me dijo que por qué yo era tan distante con su novio. La respuesta era obvia para las dos. Pero ella insistió en la amabilidad y preocupación que él tenía siempre conmigo. Tal vez era eso mismo, le dije. Tal vez tanta insistencia, tanto gusto por ser bien educado, formal y cortés, como dice la canción, termina derivando en que a una, por más esfuerzo que se haga, la buena educación se le disuelva como por arte de magia.

sábado, mayo 30, 2009

Velasco


Velasco es todo lo que uno quisiera puertas adentro, y puertas afuera. Es como el novio que llegada un poco la madurez a la vida, eliges no sólo con las entrañas, las hormonas o el instinto. Sino también con la cabeza.

Seco, inteligente, culto, educado, guapo, sensible, enamorado de sus hijas y su mujer. Entonces uno comienza a pensar que la perfección no existe y qué defecto podría tener.

Seguro que tiene poco tiempo. Que la vida y el día se le hacen cortos para tanta cosa que tiene que hacer.

Quién sabe si tiene o no buen genio.

De todas formas, sin haberlo visto más que en las revistas, diarios, tv y sin haberlo escuchado más que en las radios, yo soy un poco groupie de él.

Ojalá que no se meta a ningún partido político nunca. Porque los mismos que lo descueraban por amarrete, serían protagonistas del festival del codazo por ir a limpiarle el asiento.

Aunque pucha que sería lindo tener un presidente así pienso tb. Qué estilo. Pero la política es una cocinería tan poco salubre por estos tiempos, que capaz que hasta él se pusiera guatón y pelado como todo el resto. Já !

jueves, mayo 28, 2009

Escuela Diplomática


Mi jefa, funcionaria de una prestigiosa Universidad, encontró que mis zapatillas, algunas de mis poleras escotadas, mi aro en la nariz y mis jeans, no eran tan prestigiosos. Entonces me lo hizo saber muy diplomáticamente con su blanca sonrisa, en mi evaluación pre-renovación de contrato. Con la misma diplomacia y también con mi blanca sonrisa, le recordé que con el invierno no habría más poleras escotadas, que podría disminuir el tamaño del aro de mi nariz, pero que mi sueldo no era, lamentablemente, tan prestigioso como la Universidad, por tanto con las zapatillas poco había que hacer. Sonriendo las dos firmamos la renovación del contrato.

Menos mal que no pienso con los zapatos.

domingo, mayo 24, 2009

Tener Menos de Treinta (pero casi 30)


Una amiga me contó el otro día la siguiente situación. Ella, en una tranquila y recatada búsqueda de novio, fue rechazada indirectamente por un hombre post 30 porque ella tiene 27. La razón: "El problema de las minas entre 25 y 30, es que todavía se creen adolescentes, pero no lo son. Todavía viven con sus papás, y puede que sean profesionales, pero aún no son independientes. Ya sea porque no les alcanza la plata para vivir, o porque no se lanzan aún en la conquista de la independencia".
El diagnóstico es lapidario. De-so-la-dor. Lo anterior, entonces, se traduce en un sinnúmero de inconvenientes para quien no quiere volver a proyectarse en el limbo que existe entre los 25 y los 30 (o pasados los treinta). Esto es como cuando tenías entre doce y catorce años. Eras demasiado grande para vestirte como cabr@ chic@, pero demasiado chico para vestirte como un pequeño-adulto-adolescente. Entonces alguien inventó la horrenda palabra "lola" o "lolo", o la más posmo "teen". Preadolescente le puso la ciencia más estudiosa. Entonces la pre-adolescencia se hacía eterna esperando esa juventud más independiente. Hasta que llegó. Pasaste los carretes rancios de la universidad, te hiciste profesional y aunque eso en este país, como en mucho otros, no te permite más libertad en los primeros años que pagar algunas cuentas, comerte una tabla en un happy hour o vivir bien aperradamente con un amigo, ya está. Eres libre.
Ahora. ¿Libre para qué?
¿Libre para vestirte con zapatillas o tacos? ¿Libre para escoger si inviertes en un departamento o en un Doctorado? ¿Libre para decidir si sigues viviendo con tus viejos? ¿Libre para planificar qué harás después de los treintaytantos?
Siempre he pensado que las edades están sobrevaloradas. No niego que puedan existir, años más, años menos, las crisis de los cambios de folio. Pero como quien diría, cada edad debe tener su encanto ¿no? No quiero sonar autocomplaciente, pero por favor, con todo respeto del librealbedrío de aquel hombre que rechazó a mi amiga por tener 27 y su consecuente vida poco arreglada, creer, que tienes todo el camino por delante, las posibilidades del mundo abiertas a tu esfuerzo y dedicación, sigue siendo aún , y el cielo lo quiera así, la mejor de las ventajas para vivir esta incertidumbre pre-adultez-seria-paga-cuentas-créditos-pre-formación-de-familia. Eso, aunque en algún lugar de tu razonamiento aristotélico sepas que es una ilusión. Aquí Platón aún triunfa.
Total sí, qué tanto; todavía tenemos veinte, já !

sábado, mayo 23, 2009

El mundo de los contactos en FCBK se divide en tres grupos: Los que tienen una foto suya y con su mejor pose en su perfil; los que tienen una con su pareja y las que tienen un mono, persona, caricatura o cualquier cosa que les gusta.
Yo soy de las últimas.

viernes, mayo 22, 2009

Palabras Sobre Papel Pentagramado


¿Qué hace que una canción con sólo un compás te haga sostener la respiración unos segundos, para escucharla, disfrutarla, sentir cómo gozas con la melodía a la que te subes mientras avanza?
¿Qué hace que la ames y la hagas tuya?
¿Los recuerdos?, ¿Algún misterioso efecto endorfínico en el cerebro por un timbre específico?

¿Serán acaso las ganas de querer escribir y tocar algo igual un día?
¿Las ganas de transformar ese sonido en el mejor arte que uno sepa hacer?
¿Algún día quien la hizo, podrá saber que un lugar que se cae del mapa hay alguien disfrutando tanto su canción? ¿Tanto como el soplo que le llevó una madrugada a saltar de la cama y sentarse a tararear y escribir algo que tardaría meses en ver la luz, para oxidarse en el aire?

sábado, mayo 16, 2009

Femeneidad y Masculinidad, Un Dato Actual


Me perdonarán los honorables varones que leen este blog, pero esta vez tengo que hablar de algo femenino. Pero no se cambie de canal, porque le compete ab-so-lu-ta-men-te.

El asunto es así. Ya sabemos tantas desventajas de nuestro género: Muchas veces ganamos menos que los hombres, el peso social te lleva a dolores de cabeza tantas veces inútiles. Que subir de peso, que bajar, que engordar las cañuelas, que el pilates para que no se te caiga el trasero, que los brazos de Madonna, las arrugas, el contorno de ojos, la cara de poto, el pelo opaco, depilación en lugares insólitos, manicure, pedicure, drenajes varios, y un sin fin de cosas extrañas que los hombres sólo visualizan desde fuera (cuando saben que existen, claro). Ya ni hablar si por esas casualidades erís madre, que no es mi caso, por eso aún me queda espacio para imaginar tanta frivolidad. En fin. La cantidad de plata que uno gasta en shampoos, cremas, masajes, tratamientos, accesorios y cuanta cosa, no se compara a la camiseta de algodón, zapatos de fútbol, afeitadora y calzoncillos en que gasta el nuevamente honorable género masculino. Bueno, el segmento hétero-no-metro-sexual al menos.

El tema es que hoy acudí a una tienda para comprar un lindo conjunto de ropa interior. Si ud. se imagina que fue por alguna ocasión especial, la verdad es que la idea era encontrar algo fuera del diario, pero que tampoco llevara plumas, ni tocado. Algo nuevo (que siempre nos complace tanto a las mujeres), y bonito. Y lo encontré. Pero dios mío qué cara que es la ropa interior femenina. Tanto detalle, tanto encaje, broche, adorno, tela de calidad, extra suave, spandex, importada, relleno y quién sabe cuánta cosa más, en un artículo que pesa 30 gramos y cuesta como si pesara cinco kilos. No voy a cometer la rotería de andar comentando el precio de mi ropa interior, por favor, no se ilusione. Pero estoy dudando de la colusión de las marcas de ropa interior femenina en su precio. Porque claro, es posible encontrar cosas más económicas; como todo en la vida no? Pero no es ninguna gracia que la glamorosa tenida se desarme a medio camino, o después de un delicado lavado (el lavado de estas prendas, da para un post aparte), quede reducida a un trapo.

Por eso mi intención de este post, es justamente para Ud. señor, caballero, varón, joven distinguido. Ya sabemos que es suficiente esfuerzo sólo pensar en tanta cosa que hacemos las mujeres para vernos mejor. Pero sería tan honorable de su parte, tan caballeroso como abrir la puerta del auto, que se tome el tiempo de mirar un par de segundos la ropa interior de su compañera antes de arrancarla de golpe (esto incluye el ítem de pijamas y camisas de dormir). Nadie está diciendo que exija un desfile. No. El asunto es sutil. Una mirada, una pequeña espera, una mínima contemplación, para que una, luego de tanta búsqueda, prueba y gasto, sienta que al menos tanto embrollo, vale la pena.
A cambio, tendrá a una mujer aún más contenta a su lado.

domingo, abril 26, 2009

Por Él

Si un día tengo un hijo,

se llamará Pedro.

jueves, abril 23, 2009

De puro gusto


Un amiguito me puso en el muro de FCBK este link.
Y me encontré en el número 387 (parece que varía).
Qué chori.
Y una que hace esto de pura necesidad y gusto.
Así como de adentro.

martes, abril 21, 2009

Prejuicios


Hoy día, mientras caminaba a la hora de almuerzo por Isidora Goyeneche, altura Plaza Perú, pensaba que podría haber elegido una profesión u oficio que fuera más normal. Digamos como "normal" trabajar de nueve a seis. Alisarme el pelo teñido rubio, ir al gimnasio, usar tacos y cartera oscura. Ropa seria digamos. Diseños derivados de mil malformaciones de Cocó Chanel.
Ir de Happy Hour, al solarium, coquetear con el compañero del escritorio del frente, enterarme de las intimidades de la gente de la oficina porque sólo estamos separados por paneles de género, que no nos permiten vernos, pero sí escuchar hasta los suspiros.
Y entonces trabajaría para pagar mi auto nuevo, mi departamento con conserje, mis vacaciones en Punta Cana y, quizás, de no estar conforme, una rinoplastía o una lipo.
Y si de ganar se trata, tal vez me buscaría al tipo con mejor cargo, me teñiría más rubia, iría más al gimnasio y al solarium, y le haría los puntos hasta obtener lo que quisiera. Eso, aunque en realidad estuviera enamorada. Entonces se pensaría que mi vida es muy fácil.
Alguien como yo, caminando con jeans y zapatillas, apestada de los oficinistas de esa mala copia de USA que es ese barrio, pensaría que mi vida está hueca y perdida en una sociedad de consumo cruel.
Esta es una buena canción para este desdoble prejuicioso.

viernes, abril 17, 2009

Tengo un problema.
Leo los mails y no los contesto.
Pero mayor es el problema de querer contestar todo,
sin parar nunca de comunicarme.

lunes, abril 13, 2009

Farewell



Me suena el martillar de las marimbas que introducen la versión de Farewell que Pedro Aznar hizo para este poema de Neruda. Y canta "Amo el amor de los marineros/que besan y se van" (...) "Amor divinizado que se acerca/Amor divinizado que se va"
Y el piano entregando un respiro de mar

Y desde la terraza es posible perderse en los barcos del puerto

E irse con ellos
sin ganas de volver a mirar la orilla que se dejó atrás.

martes, abril 07, 2009

Crisis 2.0 y El Valor del Matiz


De pronto, en un par de minutos no más, me pongo a pensar en todas las cosas que venimos escuchando hace tanto tiempo sobre la crisis. Hace tiempo me refiero, tipo inicios del año 2007 cuando leí una columna de alguien muy bien informado, que afirmaba que la crisis venía con todo, y que no sería una crisis cualquiera. No me acuerdo quién fue el que escribió aquello. Pero lo que sí recuerdo, es que reflexioné sobre la idea de una crisis diferente.

Por un lado lo encontré una ilusión. Porque los seres humanos (los más occidentales al menos)nos caracterizamos por olvidar rápidamente, leer poco y nada de historia, y buscar el momento, lugar o episodio "único" que nos marque como generación. Pero en mi humilde trabajo como investigadora_historiadora, basta estar un par de días leyendo prensa de principios de siglo XX, o cualquier época medianamente lejana, para darse cuenta que los problemas sociales son los mismos, básicamente generados por las mismas razones: Los que tienen mucho quieren tener más, y alguien debe pagar por ello. De ahí los eternos temas: pobreza, inequidad, reemplazo de la justicia social por la caridad, ceguedad ante la llegada al poder, etc... La condición humana que le dicen.

Por otra parte, también tuve esa sensación, corroborada hoy por los cientos de comentarios que escuchamos a diario sobre esta crisis, que el asunto tenía una particularidad.

Se comprende que toda crisis genera un cambio, una transformación (Crisis viene de Cretae, que es crecer según me enseñó un profesor), y todas las que se han sucedido, han acarreado algún tipo de transformación para los seres humanos. En la que estamos sumergidos ahora, trae consigo un bonus que, creo, sólo veremos a largo plazo: un cambio de paradigma. No quiero ponerme Gramsciana, ni Hegeliana, ni Marxista, ni nada (no los conozco lo suficiente como para adentrarme en ese tipo de retóricas), pero no tengo ninguna duda que este cambio es el fin de ese capitalismo neoliberal que nació en el siglo XX y que apostaba por la milagrosa autoregulación del mercado mediante la oferta y la demanda. No, así no funcionó la cosa. Hasta los antiguos Chicago Boys buscan hoy una forma de tapar el hoyo de la librecompetencia (ni hablar de colusiones, monopolios y esas cosas).

Tampoco funciona, como hemos podido ver, un Estatismo total. Ni blanco, ni negro. ¿Es que nos cuesta tanto a los seres humanos comprender y poder llevar a la práctica el valor del matiz? Y no es que diga que esta sea una idea nueva. Para nada. Pero nos ha costado un buen tiempo poder llevar esta idea a la práctica.

Hoy día todo el mundo discute, y mucho. Que fue culpa de Bin Laden y las torres. Que fue culpa de Bush y su obsesión ridícula de ganarle al terrorismo (con más terrorismo). Que fue culpa de la banca privada y la especulación; de las clases medias aspiracionales, de las políticas económicas de USA. Hoy leí en el diario que se le ha culpado a Harvard por no enseñarle a sus alumnos cómo podía enfrentarse esta crisis (!) Y es bueno que se discuta. Siempre y cuando se asuma la responsabilidad que cada sector tiene en el derrumbe de un sistema que venía generando cánceres hace tiempo. Pero los seres humanos somos muy especiales. Por un lado tenemos la necesidad absoluta de vivir junto a otros para poder subsistir, pero por otro, un absurdo individualismo que nos ciega. Hasta que nos topamos con la necesidad de cambio.

Pero un cambio en serio. No partiendo de la nada, ni creyendo que nadie ha sufrido lo que nosotros. Tampoco un cambio culpando al otro de todo lo que hizo y pudo haber hecho. El tema es el cambio y el matiz. El matiz de aprender que existe un paso a paso y que nadie, por genio que fuere, aprendió a caminar ni a hablar cuando salió de la guata de su mamá. Algo que suena tan elemental, pero que a su vez tiene tantas minucias de las que es posible aprender.

viernes, abril 03, 2009

Pedro Chaskel

El nombre de Pedro siempre me sonó conocido. Como esas personas que uno sabe que son importantes, pero no tiene mucha idea de por qué ni de dónde. Era evidente; crecí viendo Al Sur del Mundo.
Por alguna parte me debía sonar su nombre a los 14 años.
Entonces me comenzó a gustar el cine. Y ya vinculé su nombre a títulos como La Batalla de Chile o El Chacal de Nahueltoro. Entonces luego estudié el pregrado y luego el postgrado, y de un día a otro, me encontré con él corrigiendo mis más humildes intentos por hacer documentales. Y me sentí las más afortunada de todas.
De un día a otro, nuevamente, me encuentro trabajando con él. Y nos damos un abrazo en el pasillo cuando nos encontramos. Y un día cualquiera como hoy, se convierte en un mejor día cuando comparto un almuerzo con él.
El querido Pedro Chaskel ganó el premio Pedro Sienna a la trayectoria, y se aplaude, porque él los merece todos.
Porque es el mejor montajista que ha tenido Chile, porque su aporte al cine y al documental chileno es invaluable. Pero también porque es un ser adorable. Un maestro de esos que uno agradece siempre conocer. Y porque está más vivo que nunca no sólo en sus películas, sino en todos los miembros de las nuevas generaciones que siguen aprendiendo de su generosidad y talento.
Merecidas felicidades para él.
De bonus les dejo en exclusiva el maravilloso discurso que dio en su premiación(*):


Amigos todos,

Permítanme empezar con una reflexión a nivel personal :

Vengo de una familia judía establecida en Alemania durante varias generaciones. Presencié durante el año 1939 como mis padres buscaban desesperadamente un país que les diera visa para emigrar del infierno que se nos venía encima. Finalmente obtuvieron la visa de un país llamado Chile. Sé que si este país no nos hubiera acogido hoy, yo no estaría con Uds.... simplemente no estaría mas.

Ante esta salvadora acogida para mi y mi familia, siempre he sentido una deuda pendiente con éste, que hace ya 70 años, es definitivamente mi país.

Si miro hacia atrás me encuentro además con que pude estudiar gratuitamente en la secundaria y en la universidad... sin lo cual tampoco estaría aquí ante ustedes...

Por otra parte, si la estatal Universidad de Chile no hubiera asumido, gracias a la acción visionaria de su Secretario general Alvaro Bunster, el apoyo material y económico al renaciente cine documental, me refiero al Centro de Cine Experimental de Sergio Bravo primero, al Depto. de Cine después y a la creación de la Cineteca Universitaria, (la misma que ahora estamos re-fundando en nuestra Universidad), pues es muy probable que tampoco habría llegado hasta aquí.

No puedo dejar de mencionar los conocimientos recogidos durante mi iniciación a la realización cinematográfica con Naum Kramareco, la enriquecedora colaboración con Sergio Bravo y posteriormente con Patricio Guzmán, y la gran experiencia de participar en la serie "Al sur del Mundo" con Francisco Gedda..

Pero sobre todo y muy especialmente, a la participante en casi todos mis documentales, a su permanente apoyo crítico, su valioso aporte creador, su respaldo como investigadora, entrevistadora y a veces hasta locutora, me refiero a Fedora Robles, mi compañera chilena desde el principio en esta aventura del cine y madre de mis hijos.

Sin todos ellos no sé si hubiera logrado llegar hasta aquí.

Y por último, -y no es lo menos importante- también están los fructíferos 10 años que permanecí realizando documentales en Cuba, gracias a la generosidad del ICAIC y del pueblo de ese país.

Sin embargo tengo claro que mi compromiso principal es con la deuda que tengo aquí.

Es por todo esto que les agradezco especialmente el reconocimiento que se me otorga hoy, pues me indica que a lo largo de todos estos años y con lo que he podido aportar, he pagado por lo menos una parte importante de esta deuda.

Ahora que mi trabajo principal es la docencia y he llegado a cierta edad (que es por lo demás la que permite este premio) quisiera hacer algunas reflexiones de viejo profesor destinadas a los mas (o menos) jóvenes que me quieran oír :

Ya saben que lo mío es el documental. Y el documental tiene que ver con la realidad y con la verdad. Es de ella que surge nuestra inspiración y es hasta aquella que aspiramos llegar.

¿Qué les puedo decir?

Cuando digo que de la realidad nos viene la inspiración me refiero a las vivencias, a las emociones, al descubrimiento, la denuncia, el entusiasmo, la admiración, el rechazo, la indignación…

Ello se logra, en la mayoría de los casos, por medio de la curiosidad, de la observación, la investigación. el conocimiento en profundidad...

Es a partir de todo esto que nos podemos acercar a la verdad, a nuestra verdad, a la que cada uno considera honestamente su verdad.

Y esta verdad tiene que ver con develar lo que hay más allá de la realidad inmediata. La mirada del documentalista puede develarnos incluso aspectos terribles sin perder su calidad poética (Noche y Niebla).

Para lograr esa mirada es necesario que a la vez de respetar la realidad, nos apropiemos de ella, nos sintamos parte de ella.

Yo diría que en el proceso creativo del documental, se enfrentan dos mundos, el mundo exterior a nosotros, y el mundo interior nuestro (porque cada uno de nosotros es también un mundo). De lo que se trata en este proceso es de establecer las relaciones mas estrechas entre ambos, de lograr una empatía, una resonancia, de ponerlos en una intensa relación de amor, o muchas veces de odio, no importa cual de los dos, lo importante es la relación, la resonancia.
Pienso que a partir de todo esto, sumado a la sensibilidad del autor, se irán conformando buena parte de los medios de expresión a emplear, el punto de vista de cada cual, en definitiva el estilo personal del documentalista. Esto no es fácil, ocasionalmente se da como una flechazo, como una iluminación, pero la mas de las veces es una lucha larga, permanente y encarnizada, y en mas de una ocasión recién termina en la mesa de montaje, pero es necesario y vale la pena darla para lograr la libertad y la lucidez necesaria para convertir el documental en una expresión artística.

En este contexto de la libertad de la expresión artística quisiera agregar otra reflexión:

Lo único que le está definitivamente prohibido a un documentalista es mentir conscientemente. Puede haber equivocaciones, errores, pero no mentiras, aunque sean en función de la mas exquisita elaboración estética.

Cuando se muestra un documental al público, hay un compromiso implícito de que lo que verán efectivamente ha pasado, que es cierto, que no está tergiversado o manipulado.

Obviamente siempre hay una interpretación de la representación de la realidad que manejamos, pero la honestidad con ella y consigo mismo sí es algo indispensable.

Antiguamente cuando se veía en la pantalla una toma, se podía tener la seguridad que el registro de la cámara correspondía a lo que pasaba frente a ella. Hoy día, con las herramientas electrónicas, todas las alteraciones son posibles, el valor testimonial de la imagen filmada ya no existe. Y entonces lo único que nos queda es la honestidad.

Joris Ivens planteaba durante una entrevista en 1965, es decir hace más de 40 años atrás:

"Nuestras posibilidades técnica hoy día han crecido enormemente. Durante los años 30, cuando tratábamos de mostrar la realidad y la verdad, nuestra honestidad e integridad eran idénticas a las de los documentalistas del presente. Mi generación usaba luces y cámaras de fácil manejo, pero ahora la técnica -gracias al sonido sincrónico y las películas de altas sensibilidades que hacen las luces innecesarias- permite aún mayor espontaneidad. Pero no necesariamente por eso una mayor verdad del material filmado. Pienso que con un autor responsable la espontaneidad del material es solo un elemento de la verdad fundamental de la obra. (Fin de la cita).

La relación entre el deslumbrante avance tecnológico actual y: “La verdad fundamental de la obra” que menciona Ivens es un tema como para que nos quedemos pensando...

(*) Enviado por él mismo

Fotos: Pedro Chaskel en la visita de Joris Ivens a Chile en 1962. Pedro Chaskel revisando material en la cineteca de la Universidad de Chile en diciembre del 2008.

domingo, marzo 29, 2009

On Tour


- Aló?
- Si?
- Hola mi amor!
- Hola pololo ! Cómo estás?
- Bien linda ! Extrañándote mucho. Te llamo porque este lugar es maravilloso y quiero estar contigo aquí. Como no puedo, entonces a ver si puedes estar conmigo igual...

Y así he recorrido el Guggenheim, la Sagrada Familia, el Coliseo, la Fontana, La torre Eiffel, la Plaza Mayor de Varsovia, las callejuelas de Dublín, Colonia, Düsseldorf, el Muro de Berlín...
Y vi este video y me mató. A quién no.
Falta poco, falta poco. La paciencia es el oro de los reyes.

Gracias Javier por el video.

jueves, marzo 26, 2009

Corazón de UCI



Acabo de terminar de leer un reportaje de Carla Gardella y Magdalena Andrade (con fotos de Carla Dannemann), sobre los lazos que se generan en la UTI, específicamente las pediátricas. Esto claro, a propósito de Felipe Cruzat, el chicuelo que lucha esperando un transplante de corazón.

Y me acordé de lo que sucede en aquel espacio. Me conmovieron las palabras de los padres y los profesionales que intercambian corazones (pero otro tipo de corazones) en los pasillos y salas de espera de las clínicas y hospitales.

Los recintos hospitalarios siempre han sido un tema particular para esta humilde blogguera.
Pasé semanas en ellos cuando chica; Bronquitis interminables y un ductus arterioso que provocó que mi lugar de bautizo fuera el hospital, y no una iglesia, son las principales razones de largas estancias (y quizás no tan largas, pero así las recuerdo) en recintos hospitalarios.
Recuerdo amiguitos con los que pintaba libros, y que no tenían pelo (jamás me pregunté porque no tenían pelo; luego me enteraría que eran pacientes de oncología infantil). Las malas comidas del hospital. Las visitas de mis papás tratando de ocultar la tristeza de dejarme llorando en una camilla. Todo eso hizo crecer una especie de fobia pseudocontrolada por recintos de salud.
Incluso para hacerme exámenes rutinarios, me temblaban las cañuelas con sólo ver un ambiente hospitalario. Ni hablar si por ahí se colaba un poco de olor a cloroformo.
Eso hasta que nos tocó, a mis amigas y a mí, compartir durante unas cuantas semanas la sala de espera de una UTI. Y fueron largas las horas, y buenas las conversaciones. Y conocimos familiares que llevaban meses yendo incansablemente a ver a su ser querido.
Y es que son lugares extremos. Donde la humanidad se cuela por todas partes.
Espero que la suerte de salir medianamente rápido tanto de la sala de espera, como de la camilla, siga acompañándome.
Mientras tanto, no puede deshacerse el nudo en la garganta que me provocaron estas frases:

"...Y cuando Renata murió, hace cuatro meses, Marcela le avisó a Jeniffer (ambas madres que se conocieron en una UCI pediátrica).-
'- No pude viajar al funeral porque estaba en Calama y no podía dejar a mi hija sola, pero hablamos toda la noche. Lloré durante toda la conversación, porque no podía estar con ella, darle un abrazo, ver a la Renatita - recuerda Jeniffer.
Por eso, ahora que está de vuelta en Santiago, ha aprovechado para llamar a Marcela y ver si podrán juntarse una vez que Amiel esté de alta.
- Tengo un libro para Amiel donde le cuento todo lo que ha pasado. Ahí le recuerdo que tuvo una amiga que se llamaba Renata, y que fue parte de su vida. Siempre le digo a Marcela que Amiel tiene un pedacito de Renatita en ella, por todas las cosas que vivieron juntas'.
*Foto de Carla Dannemann

lunes, marzo 23, 2009

Paráfrasis Urbana



Sucede que a veces me canso de ser Shida
y es tal vez porque quiero alcanzar el cielo;
y camino, y busco, y espero
y en mi boca
no se apaga la sed.

A esas horas
miro las calles
el aire, la gente, el suelo
y cierro los ojos fotografiando

Es entonces cuando despierto
con cuerpo de barro
y labios de algodón;
y se me antoja tener alas
congelando el tiempo.

miércoles, marzo 18, 2009

En Voz Alta

Me da vueltas en la cabeza últimamente:

- La crisis de representación política en nuestro país. Los chilenos votamos cada vez menos, y las iniciativas ciudadanas corren en paralelo a los partidos políticos y los parlamentarios. Nadie que quiera vivir su vida medianamente en paz quiere involucrarse con un político. Menos aún si es parlamentario.

- Que me gusta Tohá. Que se agradece que hayan sacado a Vidal. Un tipo que cuando era más tímido, menos guatón y menos pelao, parecía ser más inteligente.

- Que Frei es el jugo supremo de la Concerta. O sea, ya lo había sido la primera vez. Y esto le costará caro.

- Lo endeudados que estamos los chilenos. Creo que es el silencioso cáncer que todos llevamos dentro, y que en algún momento se va a ramificar sin control. Y no sé cuál será la quimioterapia para ello.

- La falta de oportunidades que tenemos los jóvenes profesionales dedicados a las humanidades. Trabajos precarios, flotantes, boleteados, que no nos permiten siquiera recuperar la inversión que fue estudiar pregrado, postgrado y demases en prestigiosas universidades chilenas.

- Que empiezo mi siguiente nivel de francés con más respeto y hasta un poco de miedo. Ya no es todo tan simple. La gramática es una pesadilla para el 99% de la población mundial. En el aprendizaje de un idioma, claramente no es la excepción.

- Que quiero que la distancia y el tiempo se esfumen para poder abrazar a mi novio de una buena vez.

- Que he hecho y estoy haciendo las cosas bien. Y que a pesar de los dolores de cabeza (llevo dos días con jaqueca imparable), y el agote mental y emocional, tengo toda la fe que uno cosecha lo que siembra. Tarde o temprano, así es. Y yo estoy orgullosa de mis siembras; lo que es un buen punto de partida.

- Que tengo los mejores amigos del mundo. Lejos; sin lugar a duda ni a discusiones. Y que sin ellos, los días serían como sopa sin sal o helado dietético.

- Que bajar tantos torrent puso lento mi PC y por eso no puedo ver bien a mi novio por skype. Aunque intenté sacarlos, pero no pude. La tara tecno una vez más.

- Que en mi nuevo trabajo en una prestigiosa universidad, me miran un poco feo porque tuteo a la gente, y voy con polera y chalas a trabajar. Pero como no lo hago tan mal, y no me pagan tan bien, intentan no decirme nada.

- Que el beso y la conversación con mi hna. chica, y cuando habla, mi hno, es lo que más me gusta de llegar a casa.

- Que soy adicta a internet; y que tengo que apagar esto e ir a dormir.

jueves, marzo 12, 2009

Paréntesis

(Iba a cambiar mi plantilla, así con gadget, muestra de seguidores y todo.
Pero a veces se me sale lo conservadora y encuentro que tiene su identidad mi blog así.
No podría haber sido publicista. Falabella seguiría con esa F rococó en su imagen corporativa, o Paris, seguiría siendo Almacenes Paris con líneas blancas y azules en las bolsas.
O más bien yo me habría cambiado de rubro por falta de pega, jajaja.
Aparte que encuentro que hay muy pocas plantillas bonitas, y la edición html me estresa de sobremanera.
Nula con el asunto parece).

martes, marzo 03, 2009

El documental llegó a la publicidad

Borja me comentó, y me topé con este lindo aviso.
Me emocioné y no pude sino pensar que el documental ya llegó a la publicidad.
¿Qué haremos ahora con el documental? Disfrútenlo.

lunes, febrero 23, 2009

Los Caminos de la Vida



video

Hace unos veranos atrás fuimos a Baires, y grabamos este video de Vicentico en un concierto gratuito en el Rosedal de Palermo. No se ve prácticamente nada, y algo se alcanza a escuchar.
La canción curiosamente cantaba "Los Caminos de la Vida...".
Hoy día los caminos de la vida se llevaron a mi amiga a ese mismo lugar al otro lado de la cordillera a vivir por unos años.
Yo sé que desde donde estemos tendremos nuestras conversaciones sin filtro (ninguno), los apañes contrariando incluso lo evidente, y nuestra confidencia única. Sé que es lo mejor para ella, y también sé que es otro aviso que grita que yo tb debo partir.
Aún así no dejaré de extrañar nuestras tardes y jugos nocturnos.
Te quiero amiga. Que tengas un bonito viaje; viaje en todos los sentidos.