domingo, octubre 18, 2009

chez moi


Con esto de armar mi casita me he puesto de lo más fetichista.
Hoy fuimos con mi amigo el panameño de compras al supermercado árabe. Donde venden cosas un poco raras, pero baratas, y donde además encuentras cosas más baratas que en Carrefour (pero a punto de vencer, já).
En eso estábamos, cuando veo a lo lejos una vitrina curiosa... Y entonces voilá ! Otro supermercado árabe, pero esta vez con todo para el hogar... El paraíso para la dueña de casa !!!
Un sacacorchos (anoche tuvimos la indecencia de terminar abriendo una botella de vino con un tornillo, un tenedor y dos llaves), y un rallador por un euro cada uno. También tengo un cuchillo que corta decentemente (no sólo me deprimió la otra vez cortar zanahorias con un cuchillo de mantequilla, sino también me hice pebre las manos).
Al fin tengo una tetera, y dejaré de tomar té con agua hervida en la misma olla donde hago arroz, y lo mejor... un carro de compras !!!!!
Puede sonar de lo más consumista, pero estoy haciendo mi hogar.

3 comentarios:

Nati dijo...

. Todo eso que mencionas son cosas super necesarias, de verdad cortar cebolla con cuchillo de mantequilla es imposible, tomar vino con restos de corcho es guacala, igual que la aguita aceitosa del tecito jajaja.

Nati dijo...

oye dame tu nueva dirección! Estoy con visitas en casa, pero nos hemos pasado esta primera tarde puro durmiendo....estabamos cansadas de tanto madrugar (si, he madrugado). Te quiero, beso!

Daniel. Cambia tu link a http://elkioscobloggero.wordpress.com dijo...

Creeme que un sacacorchos es muy necesario. Yo he recibido más de alguna vez para mis cumpleaños, botellas de vino. Como no tengo como destaparlas, termino llevándolas a algún asado de amigos, para poder degustarlas.
Saludos