lunes, septiembre 05, 2005

Macedonia


En vista y considerando que mi tesis la entregué hace ya más de una semana, y que (no sé si les conté), al menos mi profesora guía (no se entusiasme demasiado, aún me faltan tres notas), me evaluó con un hermoso, redondo y brilloso siete, tengo todo el derecho a ser asistemática. Así es que no esperen de este post una relación lineal con nada. (Ojo, no espere tampoco que hable del partido de Chile con Brasil, o mejor dicho de Brasil con Brasil y de vez en cuando Chile, porque a esa hora dormía la siesta).
En primer lugar, me llegó el dato del blog de Luis Sepúlveda. En realidad está como metido en la página de Le Monde Diplomatique, pero bueno, si quieren verlo pinchen aquí, que está bueno.
En segundo lugar, el viernes fui a ver a Spinetta con mi propio flaco :P. Y bueno... qué más decir, estuvo buenísimo. Lo único que me da rabia es que, tanto en este país, como en muchos otros (incluyendo Argentina), se refieren a la talentosa Nerina Nicotra (actual bajista de Spinetta)como "La mujer de Vadalá" (Vadalá es conocido como bajista de Fito Páez, como dicen ashá, una masa). Bueno se reconoce que Nerina fue alumna de Vadalá y que él fue uno de sus maestros (de hecho así fue como lo conoció). Pero vamos, que no todo el mundo por tener grandes maestros, desarrolla el talento como lo hace esta flaca platinada. Bien por ella. Bien por la ruptura del machismo en las bandas.
En tercer lugar, el sábado me junté con mis ex compañeros de colegio. Ahora, esta junta era particular, porque no siempre fuimos los diez o quince de siempre. No. Esta vez asistieron compañeros que se habían ido en octavo básico. No son pocos años. Hubo de todo... hasta la sorpresa de descubrir que una compañera a la que todos creíamos madre, había sido presa de un extraño rumor. Nunca hubo tal guagua. En fin. A la conclusión que llegué (entre ron y ron), es que han pasado ya hartos años, y veo que estamos igual. O sea... una de las compañeras que no veía hace diez años, y con la que yo siempre tuve onda, estudió algo muy similar a lo mío, y queremos seguir el mismo posgrado. Creo que hasta nos vestimos igual. Creo que cambian las circunstancias (casi todas están más rubias y andan en auto), pero para mí, mis compañeros siempre van a tener doce años, porque siguen riéndose, molestando y haciendo chistes de lo mismo. Aunque nuestras vidas hayan cambiado un resto, estemos supuestamente más maduros y muchas de las personas que nos acompañaban cuando nos conocimos, ya no estén.
Eso sería. Ahora tengo pega para dar un buen examen de grado. Saludos a don Pablo Márquez quien tuvo la delicadeza de poner el sábado en su programa "Donde no se Lee", una de Nuestras canciones favoritas del Flaco.
Sería la macedonia del día lunes.

8 comentarios:

Nata dijo...

Yo veo harto a mis amigos del colegio (no asi a mis ex compañeros).
Y sobre los rumores de embarazos, en mi curso tambien hubo uno, sobre una niña del "b" (suena chistoso eso, del a y el b) nosotros ya encontramos a la culpable, la mitomana del curso (que ud amiga conoce) no se como volvimos a caer en sus triquiñuelas, seguimos siendo los mismos inocentes de siempre.
Saludos amiga....

Paitoca dijo...

Mmmm, muy rica tu macedonia, mezcla de gratos sabores, datos, recuerdos y sentimientos.

mauricio dijo...

Una vez, algo ebrio señalé que la semiología mataba la poesía, podría agregar algo respecto a las metodologías que la santisima institución del correcto ser científico establece como el correcto marco del decir correcto..en fin...vi el partido y lo encontre estimulante, me gusta spinetta pero nunca tanto y menos saber ciertas intimidades de cierta mujer, dudo que el hecho de que aparezcan chicas en la formación de una banda sea un avance de algo, creo que es y punto...lo otro es ea típica táctica seudo-igualitaria de ciertos políticos de la discriminación positiva...para mí la gente valiosa en determinada actividad lo es independiente de su constitución sexual-biológica como tampoco de género...esop..me cansé

Profesor Márquez dijo...

Mira, no sabía, hasta ese momento, que era una de sus favoritas... Y felicidades por el siete. Festeja...

Pau dijo...

Darte cuenta de que tus compañeros de colegio siguen siendo los mismos, sólo que con más estudio, carrete, mejor auto y teñido, es fuerte.

Que los chistes son los mismos, y que lo más seguro es que hayan sido "deformados" con el paso del tiempo, también.

Saludos.

Cheshire dijo...

ja, yo me junto casi todos los fin de semanas con mis amigos de colegio... todos hemos cambiado y madurado, claro está. Pero una cosa es bastante cierta... se no va la madurez y crecimiento al foso cada vez que nos juntamos, jajaja....

Saludos!!:D
JCM

Feña dijo...

Me carga el flaco este...

Yo creo que uno sigue riéndose de las mismas cosas que antes con los ex-compañeros, porque es con ellos, quienes realmente saben como eres (te vieron crees y actuar en los momentos con menos defensas de tu vida), con quienes puedes relajarte y no sentir ninguna presión ambiental. El único (bueno, uno de los pocos) espacio para seguir siendo así...

Vero dijo...

Un siete!!
Felicitaciones. Celebra demasiado, porque después con el trabajo, se van acortando las horas de juerga.
jejeje
v.