lunes, junio 09, 2008

Cuatro Ojos

Tengo un recuerdo vago en una óptica del centro de Santiago, cuando tuve que elegir mis primeros lentes. Era un atado. Entonces no existían cristales orgánicos, ni tratamientos para hacerlos más livianos o delgados. No sólo mis cortos cuatro años eran un lío para conseguir anteojos, sino que mi diminuta nariz no sostenía ninguno que no tuviera determinadas características, para la escasa oferta presente.

Desde entonces, han pasado 22 años en que los lentes son parte de mi look, mi personalidad, mi encanto (o desencanto). Si bien es cierto que hay ocasiones en que molestan, por ejemplo cuando llueve, cuando cocinas y se empañan, cuando vas a la playa y no encuentras la toalla de vuelta, etc. llevo tantos años usándolos, que son como una extremidad más.
Entre los beneficios de usar lentes, se cuentan por ejemplo, que las mamás de las amigas, así como también algunas mamás de ex pololos, les han dado a mis lentes una categoría de "madurez" o "sensatez". Una cosa de lo más rara. Una amiga me dijo hace unos días: "Cuando usai lentes, y dices que te gusta Madonna, te miran súper raro. Yo desde que me operé, y me saqué los lentes, nadie me mira raro porque digo que me gusta el pop"
, jajaja!.

Bueno, la Shida dejó que la tecno llegara a sus ojos, y para evitar la dependencia absoluta de los anteojos, decidí o-pe-rar-me. Las opiniones a mi alrededor han sido de lo más diversas. Mi mamá dice que es bueno, porque claro, ella recuerda cuando los lentes se me rompían y yo no podía ni siquiera ir al colegio; ella sufrió, más que yo tal vez, en mi infancia, la invalidez camuflada que significa ser hipermétrope y miope a la vez.

Mis amigas dicen que me voy a ver rara, que claro, tiene beneficios como que ya no tendrán que acompañarme a bañarme a la playa cuando nos vayamos de vacaciones, pero que seré una especie de no-yo por un tiempo.

Mi novio me dice que perderé mi encanto intelectual. Y sí, sé que eso puede que pase, pero le respondo que menos mal que el intelecto lo llevo en la cabeza y no en los lentes!
Otro amigo me dijo lo mismo del look cool-intelectual. Luego le comenté a otra amiga sobre esta opinión, y me dijo algo muy cierto “¿Ellos usan lentes? ¿Saben lo que es despertarse y buscar tus lentes para poder ver el despertador? ¿Saben lo que es no poder usar lentes de sol en forma normal? ¿Saben que si un día se te rompen o te los roban, eres una lisiada?”

Le encontré toda la razón.

El viernes cuando fui a hacerme los exámenes para la operación, me aplicaron un sinnúmero de gotas en los ojos, que me mantuvieron las pupilas dilatadas por más de 24 horas. Ahí recordé lo molesto que era ver mal, y lo importante que es aprovechar la opción de poder sacarse los lentes después de usar el computador, y ponerte los lentes de sol que más te gustaron de una tienda.

Me muero de nervio por la operación igual, porque aunque sé que es un procedimiento por láser (no podrá ser con lasik, porque el doc dijo que tengo la córnea muy delgada (¡..!) ), el hecho que alguien te escarbe los ojos, no es menor.

Les cuento a la vuelta. Ahora me tengo que ir a echar gotas antibióticas. A propósito ¿Alguien sabe la técnica para autoaplicarse las gotas en los ojos? Yo he perdido la mitad del frasco tratando de hacerlo!

10 comentarios:

L Mery dijo...

BUENA SUERTE!
(a la vuelta escribo con minusculas, jaja)

Don Preto dijo...

Yo descubrí muy chico que el frasco de Clarimir me odia. Como a los 8.

Felipe dijo...

Tú misma no dejabas que te viera con lentes y hace unos días en este vicio de facebook vi una foto tuya de niña en una piscina. Me impresionó y supongo q me impresionará más cuando nos volvamos a ver personalmente.

PD: Te pones la punta del frasquito en el lagrimal (con la cara hacia ariba, claro) y apretas para que caiga el líquido. No se pierde nada.

arale dijo...

:O
Yo hace mas de un año me opere, y el cambio fue ufff, poder estan en invierno bajo la lluvia y ver!! poder usar lentes de sol y seguir viendo!!! claro q los primeros días fueron un poco molestos, de un ojo no veía muy bien q digamos después de la operación, me asuste mucho pero fue solo 1 semana en donde el ojo se acostumbraba y ahora veo de maravilla. Cuando estoy muy cansada no veo tan nitidamente pero pfff, es por el cansancio y no pq estoy "piti".
Saludines y suerte, la operacion dura un par de minutos :)

viajebeat dijo...

Pues mucha y muy buena suerte...
recuerda que todo gran cambio trae de todo, y que hay que disfrutar ese todo, no?.
paciencia con los primeros días que me han contado que son molestos y de cuidado, mucha energía para la recuperación y descanso de computador, para una pronta mejora.
Animo, animo, animo.....

Shidi ! dijo...

gracias por sus buenos deseos a todos
Feli, erís seco, ahora no se me cae nada de nada!
merciii

Nati dijo...

si será raro, cambiando el tema : galla!!!!!!!!!!!!!! es un travesti,ni un brillo. jajajja
besos

Javier Sanfeliú dijo...

como dijo el principito, lo esencial es invisible a los ojos, shidi, así que se verá igual de bien, porque el brillo va por dentro.

se pierde nada, aunque sea intelectual el look igual, es mejor ver ¿no?

Salud y que salga todo bien, charola

Emilia dijo...

Suerte Judi!!

te mando un abrazote

Tu amiga (ahora cuatro ojos)

Mimi

Marcelo dijo...

como cambian los tiempos, y antes la única opción eran esos enormes anteojotes, que al parecer eran estandar.

suerte con lo de tu operación, de ahi nos cuentas como te fue.