miércoles, julio 09, 2008

Shid-e

Dice el mito que en Pixar, sus trabajadores escriben sus ideas en bloques en las paredes, y que esos bloques son retirados cada noche. Dicen también que como les gusta tanto trabajar ahí, se vieron obligados a trasladar sus hogares y familias al lado de los estudios, porque no había caso que quisieran irse para la casa.
Si todo eso, da como resultado una película como ésta... Deberían comenzar a darle una vuelta esos jefes mandones y explotadores. El mundo sería taaan diferente.
No se pierda Wall-e; es una de las buenas cosas que dura aún en cartelera.

1 comentario:

Don Preto dijo...

Dreamworks se volvió tan marketero... mira tú que en las cajitas felices, al comer cereal y hasta al comprar un laptop te topai con el panda obeso....

Pixar tiene el toque. A pura buena crítica de cine y uno que otro aviso en prensa escrita.

En fin, cada quien sabrá como hace negocio.