lunes, noviembre 09, 2009

Chance


Me siento una suertuda. Como el gato de ALF que siempre se salvaba de ser comido por el mono peludo este. Cuando me siento así, me imagino pintando algo de hartos colores. Podríamos decir que esta sensación es amarilla, verde (en hartos tonos), rojiza clara. Luz. Un celeste bien iluminado de fondo.
Así, sí. Como el cielo de Mantes, el pueblo donde vivo.
De olor tiene un suave olor a orquídea y vainilla; y algo de café al atardecer.
Y aunque cada día esté más frío por estos paralelos, me llegan abrazos maravillosos de todas partes. Visitas reales, abrazos virtuales, sorpresas luminosas. Y claro, da miedo ser tan suertuda a veces. Pero mientras dura, pucha que lo estoy disfrutando.

1 comentario:

Seulement Laura dijo...

disfrútelo no más, un beso y abrazo gigantezco.
te quiero mucho