jueves, diciembre 04, 2008

El dedo de Lagos

Lagos acaba de dar una conferencia de prensa para anunciar que no será el próximo candidato presidencial de la Concertación. Se me apretó la guata cuando escuché que había citado una conferencia de prensa. Tuve la visión poco alentadora que se presentaría una vez más. Y fue un alivio escuchar "No soy, ni seré el próximo candidato de la Concertación, y apoyaré a quien lo sea".
Y el alivio no sólo fue porque fuera Lagos, sino porque las reelecciones me parecen sospechosas, poco transparentes, hasta poco éticas en muchos casos.
Tendría que hilar fino y sentarme unos cuantos meses a leer sobre el gobierno de Lagos para decir si fue o no un buen presidente. Contrario a lo que muchos creen, un presidente debiera evaluarse no sólo por su manejo mediático, su supuesto liderazgo (mediático tb por lo general), sino, y sobretodo, por las obras, por lo bien o mal que le hizo al país. Por la cantidad de familias que pudieron ver un camino de solución a su pobreza, por el crecimiento no sólo de cifras macroeconómicas, sino también de cientos de indicadores cualitativos que demuestran que a largo plazo, nos convertimos en un país más justo, más equitativo, menos tolerante a la voluntad volátil de los patrones de fundo anquilosados en nuestra idiosincracia nacional.
Es un alivio saber que Lagos sigue siendo inteligente, y que presentarse a candidato era estancar el funcionamiento de una máquina que, necesita aceitar y renovar piezas para seguir funcionando luego 18 años. Presentar a Frei como candidato, sería el mismo (y quizás peor) error.
La tarea de la Concerta no está fácil. Y no sólo porque haya cometido errores durante su gestión como gobierno. Sino porque el escenario global hoy es complejo.
La vida está cada vez más cara (y por la máquina que Chile es un país caro, caro), y nos esperan varios meses de vacas flacas.
Aún así, el error de la oposición ha sido el de siempre: subestimar la inteligencia de lo que ellos mismos llaman 'gente'. Creer que todo el mundo puede olvidarse fácilmente que no han sido ellos precisamente los que han luchado por formar y mantener la democracia en Chile, desde que es República.
No es casualidad que la izquierda (extraparlamentaria aún), haya subido capitalmente sus votaciones durante los últimos años. Los chilenos estamos urgidos a veces; sí. Pero no aún no estamos adormecidos del todo. Y si la Concertación, u otra coalición en formación, logra entender eso, tendrá una gran herramienta para constituirse en gobierno.

3 comentarios:

Natinats dijo...

siiiiiiiiiiiiiii fue bacan vernos, y si alivio que no vaya de candidato.

concerta dijo...

A mí me dio por pensar el otro día que la Concerta quiere ser oposición un período. Algo así como para descansar...

Pero me dio un poquito de miedo. Porque demostraría que no tiene gente capaz, y pucha que es capaz el gordo Insulza.

L Mery dijo...

mmmm, puede ser lo que dice el comment de mas arriba, porque ciertamente es mucho mas facil mirar de abajo que llevar las riendas (aunque yo creo que cuesta re mucho desprenderse del poder)
En fin, a mi esta bajada me alegra.
Que tengas un lindo y muy largo finde....

p.d. y que habra pasado con cancerbero y su amiga flor?
:)