jueves, agosto 04, 2005

El Debate Real


Tenía dos temas pensados para escribir en el blog, pero con lo ocurrido ayer en el Seminario de Chilemedios, no puedo sino, casi por ética de oficio, referirme al tema.
El asunto (bastante simplificado) fue el siguiente: Michelle Bachelet, junto a los demás candidatos y otros personajes públicos de distintos ámbitos, es invitada al seminario de la institución nombrada a exponer sobre el el rol de los medios de comunicación en la sociedad. En la ronda de preguntas el historiador Alfredo Jocelyn-Holt (profesor de la U. de Chile y de la Diego Portales), expresa comentarios y preguntas, que apuntan a Bachelet. Ahora, hasta ahí, todo bien. Lo que sorprendió a todo el mundo fue el calibre (de acuerdo con la jerga militar) de sus comentarios y sus preguntas:
“Pienso que es usted un producto de marketing mediático, populista, una carta tapada, no reconocida aún, de las fuerzas militares. Le agradecería mucho que usted, más allá de un mero desmentido de lo que he dicho, fundamente por qué no deberíamos sentir, por lo menos yo, esta fuerte desconfianza”.
“Hay todavía dudas respecto a sus vínculos con grupos paramilitares durante la dictadura. Además, usted es una persona que está vinculada al mundo militar, por antecedentes familiares. A ello se suma que ha sido ministra de Defensa, especialista en temas militares, y no obstante su vocación profesional sea otra, la de médico, estamos hablando de una ex ministra de Defensa vinculada al PS, que tiene un pasado militar que ha sido muy clave en la historia de Chile”.
Bueno, eso entre otras cosas, como que se debía recordar que el PS había sigo fundado por la misma persona que fundó la Fuerza Aérea.
Algunas de las respuestas de Bachelet fueron:
“Decir que mi alta adhesión ciudadana es porque soy simpática no es una falta de respeto conmigo, sino con la gente. Porque hay mucha gente simpática y hay muchos payasos de circo y ninguno de ellos es candidato a la Presidencia (…) Para lo que usted (Jocelyn-Holt) es el poder fáctico disfrazado de progresista, para otra gente es la capacidad de un país de reencontrarse”
Y finalmente dijo que la arrogancia y la descalificación trajeron consecuencias penosas para el país en el pasado. "Por lo tanto, yo me niego a ese nivel de discusión"
¿Qué pensar al respecto? Cuando vi las imágenes me pareció incorrecto que alguien agrediera de esa forma a la candidata. Pero en realidad, conforme fueron pasando las imágenes, me fui dando cuenta que Jocelyn-Holt, como siempre, hacía sus críticas desde su silla tranquilamente, utilizando en lugar de manotazos al cielo, tirones de pelo, o gritos desaforados, su preparado discurso basado en una supuesta superioridad media aristocrática y su correspondiente "fundamento" histórico, que a estas alturas no tiene mucho sentido. A pesar de eso, su discurso (obviamente preparado con mucho esmero y tiempo, ya que es el mismo Jocelyn-Holt quien dirige junto a otros Chilemedios, por tanto, la organización de este seminario), tuvo un efecto provocador en el debate, lo que hizo que por fin Michelle Bachelet sacara esos fundamentos que la sostienen como una política que apuesta por otra forma de vivir y relacionarse con el país. Sus fundamentos, lo que todo el mundo esperaba.
Personalmente creo que Jocelyn-Holt es una persona que hace una especie de Historia-Ficción, ya que él mismo se enorgullece de no haber visitado nunca un archivo. Por eso también me causó gracia que Bachelet entre su ira contenida y su nudo en la garganta por atacar temas sobre su formación valórica y profesional, le respondiera al señor de barba y colleras que actuaba como un opinólogo.
En conclusión, si bien encontré que los fundamentos de Jocelyn-Holt, estaban fuera de tiesto (la alusión a Maramaduque Grove resulta insólita y anecdótica si se consideran todas las reformas, porrazos y virajes que ha tenido la izquierda socialista en los últimos cincuenta años), su provocación diplomática, con esa estampa de señor medieval que intenta dar el historiador, finalmente provocó que esa Michelle que todos esperaban ver, emergiera con argumentos sólidos, con una base contingente, histórica y valórica que, siendo sincera, no todos se dan el gusto de tener.
También se puede oir la discusión en Cooperativa

6 comentarios:

Chanta TV dijo...

Yo creo que es anormal que en este país se vuelvan locos porque a una candidata le hagan una pregunta frontal, que solo trae dentro el pensamiento de una persona, directa en su forma de hablar. Por Que se debe ser tan condesendiente siempre, aún más con un politico.
saludos

Cheshire dijo...

No me gustó la respuesta de la dra, menos el pucherito del final!.. que onda, esa es la presidenta que vamos a tener??... si sigue así, vamos a tener que mostrar el pasaporte para llegar a iquique frente a la aduana boliviana para cuando termine su mandato!

Saludos!! :D:D

Shidi ! dijo...

Mostrar un poco de sentimiento, no es mostrar debilidad tampoco, al contrario, puede significar mucha fortaleza...
Ese es un paradigma inútil del siglo pasado.

Eduardo Cortes dijo...

Yo encontré que todo lo que pasó fue bueno. Primero porque Joselyn Holt expresó una apreciación que representa a un grupo de ciudadanos. Como señala Chanta Tv, no estamos acostumbrados a ser tan directos. La respuesta de Bachelet la considero que la represanta muy bien. No hay que exagerar tanto con que se quebró. Por favor. Por último, creo que la Bachelet salió fortalecida : sabe escuchar, espera el momento justo para intervenir y responde con el corazón y eso a la mayoría le gustó.

El Fingal dijo...

Lástima que hayan tenido que atizar a Michelle para que sacara la voz. Se esperaba que fuera clara desde un principio, sin la intervención de nadie.

Anónimo dijo...

En fin... esto sólo me hace pensar en algo. Definitivamente, le daré mi voto a Sebastián Piñera. Si la Michelle como eventual presidenta va a llorar y se va a victimizar antes preguntas incómodas, denuncias o presiones, pues no hay nada más que decir... no nos sirve. Todo el mundo dice "pero cómo le hacen eso a una dama???!!!" Pues eso y más le pueden hacer siendo presidenta. Si le vamos a justificar todo por ser mujer, los tontos somos nosotros.