lunes, diciembre 17, 2007

C'est fini

La semana documentalística full terminó, y lamentablemente no pude ir a ver ni una sola peli de Free Cinema… Es que era para volverse loca en verdad. Así que dediqué mi tiempo a Inedit. Como vi muchas películas, estuve horas revisando la programación para ver qué ver, y dediqué un presupuesto no menor para ello, me declaro con el derecho de evaluar el festival.

En primer lugar vamos con las cosas feas:

1.- El sistema de distribución de bonos fue súper deficiente. Fui dos veces al Gran Central, la primera estaba cerrado (era la única hora en la que podía ir), y la segunda me atendieron pésimo. Como que me estaban haciendo el favor de la vida vendiéndome un abono que no costaba nada de barato (como en la mayoría de los festivales, debiera haber abono de estudiantes también). Debieran evaluar para la próxima vez, disponer, aunque sea en una de las salas, una persona que venda los abonos.

2.- Las películas nunca empezaron a la hora. Siempre quince, veinte y hasta treinta minutos tarde. Eso perjudica a quienes nos queríamos mover de un cine a otro para ver la siguiente película.

3.- Considerando que era un festival de documentales MUSICALES, el sonido dejó harto que desear. En varias ocasiones, por ejemplo en las proyecciones de Blondie, Luca o de Joe Strummer, de verdad estaba temiendo que viniera una tocata en vivo en el relato, porque los agudos me reventaban el tímpano. Y los reclamos desde las tribunas no fueron escuchados al respecto.

4.- Por una confusa diagramación del volante que llevaba la programación, me perdí dos documentales de la competencia nacional que me interesaba harto ver: Sincopado y Cuba mía. Pero bueno, en eso me delego la responsabilidad, tal vez fui la única a la que le pasó el chasco.

Como comentario general, puedo decir que estoy impresionada porque el punk está muy de moda. Medio raro y contradictorio, pero la sala cuando dieron los documentales de Luca, Strummer, Blondie y Cobain, estaban al tope. Por el contrario, en documentales tan lindos y bien hechos como el de Bebo Valdés, sólo éramos unos cuantos disfrutando de aquello.

Sobre las cosas buenas, se puede decir que la programación estuvo nutrida, que estuvo bien pensada para quien quería ver muchas pelis, y fue hermoso ver al cine Pedro de Valdivia lleno de gente, esperando por entrar. Escuché más de una conversación entre los asistentes de lo lamentable que es que sea demolido para poner en su lugar una gran torre habitacional. También es buena la instancia para jóvenes que hacen documentales los exhiban, como el caso de Al Unísono por ejemplo, o dar la oportunidad a quienes tienen más experiencia y hacen una hermosa tarea también, como el caso de Valor para Seguir Tocando.
Por último fue muy bueno que este año se agregaran dos salas para la exhibición de películas, ya que así se enriquece la cantidad y opciones para poder verlas.

Lamentablemente no me quedó tiempo para ver trabajos que parecían ser más experimentales, como el de Daft Punk y Nomadak TX, porque si bien es bueno que se muestren los trabajos referidos a los ídolos de muchos, que por cierto, al referirse a un ícono del rock, del punk o del grunge, resultaban ser bastante similares, siempre es bueno que en instancias como éstas nos lleguen nuevas perspectivas audiovisuales.

Sería entonces; iba a hacer una referencia a cada una de las películas, pero son hartas y el post me quedaría largo.

Se agradece la instancia de zambullirse por unos días en la proyección de la música (y su historia) que copa nuestras almas y oídos a diario.

6 comentarios:

LiRio dijo...

en diciembre el tiempo es mas escaso que nunca.
el trabajo y los informes de fin de año
las cenas de la oficina
las compras...
y mas mas mas...

a mi tb me falto tiempo.

Pretoriano dijo...

El romanticismo de las salas clásicas de cine ya no prende. Porque, como tú dijiste, la atención era horrible y el sonido, pésimo. Talvez la gente que trabaja ahí recibe un sueldo miserable y por eso no la culpo.

No voy a defender una postura de "pero cómo se puede perder este cine que ha servido por años a su gente..." como tantas empresas a las que les llega su minuto y ya no son sostenibles económicamente. Tráiganme los números y de ahí hablamos.

Shidi ! dijo...

sí, tb creo.
pero podría hacerse otro espacio cultural más menos sustentable... o un Hoyts pónte tú por últimooo

Nati dijo...

puchaaaa sigur rossss....

el knv me decia ¡nati siguro no vai a sigurros? aaa hahah el weon gracioso.

Nati dijo...

oye na que ver... pero me sorprende tu constancia con el blog.
yo ..tu cachai po.

Festival de CineJoven Rengo dijo...

Convocatoria 4to Festival Nacional de CineJoven Rengo 2008
www.festivaldecinerengo.cl