sábado, mayo 16, 2009

Femeneidad y Masculinidad, Un Dato Actual


Me perdonarán los honorables varones que leen este blog, pero esta vez tengo que hablar de algo femenino. Pero no se cambie de canal, porque le compete ab-so-lu-ta-men-te.

El asunto es así. Ya sabemos tantas desventajas de nuestro género: Muchas veces ganamos menos que los hombres, el peso social te lleva a dolores de cabeza tantas veces inútiles. Que subir de peso, que bajar, que engordar las cañuelas, que el pilates para que no se te caiga el trasero, que los brazos de Madonna, las arrugas, el contorno de ojos, la cara de poto, el pelo opaco, depilación en lugares insólitos, manicure, pedicure, drenajes varios, y un sin fin de cosas extrañas que los hombres sólo visualizan desde fuera (cuando saben que existen, claro). Ya ni hablar si por esas casualidades erís madre, que no es mi caso, por eso aún me queda espacio para imaginar tanta frivolidad. En fin. La cantidad de plata que uno gasta en shampoos, cremas, masajes, tratamientos, accesorios y cuanta cosa, no se compara a la camiseta de algodón, zapatos de fútbol, afeitadora y calzoncillos en que gasta el nuevamente honorable género masculino. Bueno, el segmento hétero-no-metro-sexual al menos.

El tema es que hoy acudí a una tienda para comprar un lindo conjunto de ropa interior. Si ud. se imagina que fue por alguna ocasión especial, la verdad es que la idea era encontrar algo fuera del diario, pero que tampoco llevara plumas, ni tocado. Algo nuevo (que siempre nos complace tanto a las mujeres), y bonito. Y lo encontré. Pero dios mío qué cara que es la ropa interior femenina. Tanto detalle, tanto encaje, broche, adorno, tela de calidad, extra suave, spandex, importada, relleno y quién sabe cuánta cosa más, en un artículo que pesa 30 gramos y cuesta como si pesara cinco kilos. No voy a cometer la rotería de andar comentando el precio de mi ropa interior, por favor, no se ilusione. Pero estoy dudando de la colusión de las marcas de ropa interior femenina en su precio. Porque claro, es posible encontrar cosas más económicas; como todo en la vida no? Pero no es ninguna gracia que la glamorosa tenida se desarme a medio camino, o después de un delicado lavado (el lavado de estas prendas, da para un post aparte), quede reducida a un trapo.

Por eso mi intención de este post, es justamente para Ud. señor, caballero, varón, joven distinguido. Ya sabemos que es suficiente esfuerzo sólo pensar en tanta cosa que hacemos las mujeres para vernos mejor. Pero sería tan honorable de su parte, tan caballeroso como abrir la puerta del auto, que se tome el tiempo de mirar un par de segundos la ropa interior de su compañera antes de arrancarla de golpe (esto incluye el ítem de pijamas y camisas de dormir). Nadie está diciendo que exija un desfile. No. El asunto es sutil. Una mirada, una pequeña espera, una mínima contemplación, para que una, luego de tanta búsqueda, prueba y gasto, sienta que al menos tanto embrollo, vale la pena.
A cambio, tendrá a una mujer aún más contenta a su lado.

6 comentarios:

Maga dijo...

Excelente post!!!! Dudo que los hombres sigan tu sugerencia pero bueno, la intención es lo que cuenta.

Un abrazo!

Imadia dijo...

Jajajajaja... simplemente genial!!! Demasiado ciertas tus palabras xD Ellos no entienden!!! Ni tienen por que hacerlo en verdad, pero al menos deberían tomarse un segundo de su agitada vida y contemplar =P

L Mery dijo...

- clap, clap, clap (aplausos) -

me he reído muchísimooooo oye!
fuera de broma, también es un asunto mitad narcisismo / mitad terapia... yo al menos, cuando me quiero subir el ánimo, siempre voy por 100grs. de chocolate y los susodichos 30grs. de bordados y encaje, jajaja.

ilona dijo...

Que post más bueno! Excelente! Propongo una variante adicional: pedirle una vez al hombre que regale ropa interior (con la recomendación que muestre estilo - otra forma para decirle que no se vaya por lo barato-). Te aseguro que después de hacer la inversión mirará con más detención…

Daniel dijo...

Trataré, dentro de lo posible, de ponerla en práctica la proxima vez.
Saludos

Shidi ! dijo...

Daniel, con un par de hombres que lo hagan, este post se da por pagado
jajaja
Y sí Ilona, es bueno el intento que dices, muy práctico; a lo masculino :P