lunes, junio 20, 2005

El Don (y el valor ) de la Palabra

Las palabras crean al mundo. Así como para algunos orientales el uso del “Ohm” es ultra sagrado, porque es a través de ese mantra que se creó el mundo, en el mundo occidental al menos nos queda el consuelo que cada palabra que decimos hace que existan cosas, países, personas, sentimientos. En esto me detengo. En los sentimientos nombrados.
Cuando le dices a alguien “te quiero”, está bien, para cada uno puede tener un significado distinto, pero por lo general es que sientes un aprecio especial por esa persona… digamos, algo más especial de lo que sientes por el resto de la especie humana que no te ha hecho daño. Le dices te quiero a tus amigos, a tus hermanos, a la familia… a tu polola o pololo. Ahora, ¿qué pasa cuando de un “te quiero” pasas a la otra frase… “te amo”? Perfectamente sé que esa frase se le puede remitir a tu madre o un amigo, pero es lo usual que se le diga a la pareja. Entonces me nacen las preguntas, (tomando en cuenta que las palabras son importantes porque llevan un significado consigo) ¿En qué nivel de la relación estas palabras es prudente decirlas? ¿Hace una diferencia muy grande un “te quiero” de un “te amo”? ¿Qué pasa si después de un largo tiempo de relación, no eres capaz de decirlas?
Obvio que no tengo respuestas decisivas… pero lo único que puedo decir al respecto es que para mí ese par de palabras, sigue teniendo un significado fundamental. Y para mí sí marcan una diferencia clara… es un compromiso declarar que amas a alguien, y eso significa que estás con él o con ella, que aprecias su presencia en tu vida, y que quieres hacer crecer lo que hay entre los dos, nadie dice que por toda la vida, pero por un tiempo en que ambas voluntades así lo crean…
Está muy Carrie Bradshaw mi comentario? Bueno… será que las experiencias que tienen que ver con sentimientos, salen sí o sí, en un estudio de New York, o en mi casa en Santiago de Chile frente a esta pc.
Dejo la reflexión, y recomiendo “Nómbrala” de Luis Alberto Spinetta, del disco Los Ojos (Spinetta y Los Socios del Desierto ) 1998.

3 comentarios:

nacho dijo...

ayy cariiiiiiiiñooo .. creo q este resfriado me pone muy sentimental .. no digas mierda .. new york insensiiblee solo coges y yaaa... aunque a pesar esto ando un poco sensible con de mi partida y necsito a mi gente a mi lado nose quizas recordando lo que fuimos nose... puta shida te quiero mucho .. ahh y respecto a la relatividad cotidiana de la semantica del querer y amar toy de acuerdo .. aunque se limitado y condescendiente con opus y comunistas, con chorizos y con milicos " te amo es la llave al compromiso certero, a la felicidad de tener certezas y no aire en tu corazon" te quiero amiga cuidate mucho bye

Anónimo dijo...

orale!!! me gusto lo que escribiste....
pero te quise escribir para otra cosa..... creo que me equivoque al decirte que teniamos que ir por un cafe... nosotras lo que tenemos que ir a tomarnos es un buen copete, una wea fuerte, en un cantina, una wea biiien fea, de mala muerte( yiiia.. bueno pa que tanto?) pero lo del copete sigue en piey ahi pelar el cable con nuestros temitas.....
un besooooooooooo
chau

Anónimo dijo...

pues yo soy mas sexy q ella ps los q me ven si me cojen y tiiin pero esa pes abajo q gueva y dejen de ser bobitos q existen mejores pues