martes, abril 11, 2006

Siguiendo Los Pasos


Cuando era chica y mi papá me prestaba la cámara, me filmaba los pies. Encontraba un fenómemo poder grabar mis pies corriendo, caminando, saltando, en la sombra y el sol. Con los sonidos. Horas después lo revisaba en la misma cámara, encontrando casi un milagro poder registrar aquello.
Hace un tiempo atrás, ordenando papeles de años, encontré una libreta de comunicaciones de mi colegio. En su portada, abajo de los datos personales, decía: "mi programa de TV favorito es", y entre los picapiedras y ALF, encontré en primer lugar, "El Mirador". Ese mismo programa, hoy ausente, que por años condujo Pato Bañados. Para entonces tenía nueve años.
Pasó el tiempo, y descubrí que exisitía el gran género del cine, más allá de las pelis de tarde de cine que pasaban por la tele. Más allá también del denominado "cine comercial", (tampoco me gustan mucho las separaciones entre "cine" "cine-arte", pero claramente hay una enorme cantidad de películas que son industria, y que a mí gusto, tal como la TV con el rating, pierden todo sentido).
En mis épocas hippies del colegio (más aún en etapas depresivas) fui haaarto al Normandie, a ver película rara que se presentara. Incluyendo esas checas de postguerra, que harían oscurecer al más optimista.
Pensé que el documental había sido lo último en llegar a mis preferencias. Porque sólo hace unos años empecé a pagar entradas por ver docus en las salas de cine.
Pero me puse a revisar la videoteca familiar, y las grabaciones familiares (documentales privados creo yo), grabaciones de programas como El Mirador, Al Sur del Mundo, Informe Especial, abundan. Unos cuantos documentales grabados del cable y la tv nacional, también.
Entonces siempre estuve por ahí... grabando mis pies, y mirando cómo otros grabaron los suyos.
Este año me acerco a ese sueño. Con las manos vacías y el alma llena de pajaritos empiezo un postgrado de cine documental en la Chile. Y me muero de nervios, porque me doy cuenta que siempre fue lo que soñé. Y entrar en los sueños con lágrimas de emoción, es todo un tema.
Dicen que es mejor morir en el intento que no haberlo intentado nunca en la vida.
Allá vamos.

6 comentarios:

Vinka dijo...

te felicito... y estoy segura que este sueño sera el mas largo que podras experimentar, y espero que nunca se acabe en ti; te quiero mucho y suerte en esta nueva etapa....

camafeo dijo...

Estás asustada igual que la niña que tomó por primera vez la cámara, que sostenía con dificultad por su peso, y que temía que el artefacto cayera el piso por torpeza, o por falta de fuerza.
Pero esa niña hizo tomas de todas formas, filmó sus pies y ahora espera filmar todo el resto.
Eres esa misma niña, pero sin torpeza y con fuerza.
No tienes nada que temer.
Yo creo en tí.
Te amo.

Tu Pancho.

foton dijo...

Efectivamente.Que no hay peor intento que el que no se hace.
Que bueno que hayas encontrado tu veta.Tu vocacion.
Te deseo de todo corazon que tengas exito en este camino de la documentalistica......por ahi podemos a llegar a ser colegas.
Suerte !!.

Belén dijo...

te irá bien estoy segura, siempre tendras ese miedo creo que a todos les pasa pero, tal como lo dices tu, mejor morir en el intento que jamas hacerlo, vamos judi ARRIBA!

te ira espectacular estoy segura.

tu hna chica.

Kitty dijo...

Llegue aca muy de colada... no se ah, me caes bien, yo creo que te va a ir bien.
Estoy considerando estudiar Cine en la Chile, cuando vuelva por esos lados. Ojala (por mi) dejes impresiones/vivencias de la nueva experiencia, asi me orientas un poco, una que vive perdidisima.
Y quien sabe, en una de esas hasta terminamos trajando juntas...
Suerte!

DaNy dijo...

Ya están listas las premiaciones del mejor blog femenino en el club de lulu

http://nuestroclubdelulu.blogspot.coma