miércoles, enero 23, 2008

Bertoni


Hace un tiempo atrás, un niño me regalo "Jóvenes Buenas Mozas", de Claudio Bertoni.
Cuando lo leí, no supe si sentirme halagada o insultada.
Hasta el día de hoy.

Ayer cuando me subí a la micro, con un calor de 35 grados en el cuerpo,
por lo que llevaba una polera sin hombros ni espalda,
descubrí que esta ciudad está mucho más llena de Bertonis de lo que uno quisiera.

2 comentarios:

Pretoriano dijo...

Hay hombres que de verdad rayan con la belleza y la anatomía femenina. De ahí a que su obsesión los lleve a trastornos psicopáticos... es cosa de atravesar una delgada línea...

natinats dijo...

yo tengo un amigo que le carga bertoni. lo encuentro un viejo degenerete no mas, basico y fome.
igual que los viejos "piroperos" de stgo.
ya shao amiga
si veamonos, pero el dgo no se si pueda...tengo que estudiar zaaaaaaaa