miércoles, julio 27, 2005

La vida, ¿Una Elección?


Leí hoy día en el Blog de Roberto, la noticia de que un blogguer se había quitado la vida, y lo había avisado con anticipación en su blog. Robert preguntaba si acaso era posible dejar de sentir ganas de vivir. Bueno, la tasa mundial de suicidios responde que sí.
Cuando era chica, con familia católica, y en colegio de monjas, se decía, tal como dice la canción "que la vida era un regalo" y que por tanto, nadie más que quien la dio (en este caso Dios) te la podía quitar. Claro, para un católico eso puede ser válido... Pero para quien no se conforma con eso, y su vida sigue siendo un infierno, una pared constante sin fin, un hoyo negro del que no puede salir, etc... unas cuantas pastillas, una cuerda al cuello o un lanzamiento al vacío, resulta ser una salida.
Como muchos de los que comentaron el post de Don Robert, también he sentido esa anomia por todo. Que no es como se podría creer, una sensación que te tiene todo el día vuelto loco corriendo de aquí para allá. Para nada. De hecho me acuerdo la psiquiatra con su cara de muerta y sin la más absoluta expresión preguntándome "Has pensado en la muerte?" "Escuchas ruidos?" "Tienes el suicidio en tu mente?" Y es lo más obvio... o sea, cuando uno la está pasando realmente mal, pero realmente pésimo, el matarse está constantemente presente como opción. Y finalmente, como no sabemos qué pasa al otro lado con certeza, lo es.
Me cuesta decir que es cobardía, porque para realmente tomar la decisión de tomarse mil pastillas, o colgarse, o tirarse al río, o mandarse un tiro, no hay que tener poco coraje...
Es un acto egoísta, puede ser, pero desde otra perspectiva, también puede ser un acto egoísta seguir viviendo... Es sólo que la decisión del suicidio es algo que corta el normal sentido de supervivencia que tenemos como especie viviente... y eso nos cuestiona ontólogicamente a todos... Mucho más trágicamente aún si quien tomó la decisión es alguien cercano a nosotros.
He escuchado o leído que el suicidio tiene carácter hereditario, (o también puede ser que quien ya ha tenido la experiencia de un suicidio cercano, lo tenga presente como opción válida). Quién sabe. También se sabe que quién se intenta suicidar y no lo logra, en un gran porcentaje termina lográndolo tarde o temprano.
Lamentablemente es posible sentir ganas de abandonar todo. Al menos sí en el instante en que tiramos el gatillo, o jalamos la cuerda de nuestro cuello. Entonces Tánatos se hace presente no desde afuera, sino desde dentro de nosotros mismos.

10 comentarios:

theMKöpkeBlog dijo...

tsssss, chin! es la primera vez que leo o me entero de alguien que anuncia su suicidio en un Blog. La noticia es algo dura. Que triste que alquien tenga que escapar de si mismo de esa forma...

Cheshire dijo...

No sabía de la noticia, que pena. Una vez estaba frente a un grupo de personas y uno dijo "a mi nunca se me ha pasado por la mente quitarme la vida" y todos dijeron rapidamente "a mi tampoco"... yo me demore un poco mas, pero respondí lo mismo. No era momento ni lugar para andar hablando de mi vida. En todo caso sigo aquí, con suficientes razones como para no preocuparme de tales deciciones por el momento.

Bonito blog, se le estará leyendo
chau

Anónimo dijo...

La vida es un derecho y como tal puedes renunciar a el...que nos parezca o no ese es otro cuento

Maje

Roberto dijo...

Es triste, muy triste. Te leo aquí, vuelvo a leer lo mío, visito el blog de este italiano y me quedo muy desencontrado.

Uf.

Chiquilis dijo...

Era su cumpleaños número 18, toda su familia la celebraba, ella seguía vistiendo su su riguroso negro y continuaba odiando las fiestas, pero aquel día permitió que la fotografiaran y compartió con todos, incluso trató de expresar el apresio que le tenía a cada uno de los que estaban ahí. Al día siguiente, la encontraron con una cuerda atada al cuello con los pies separados diez centímetros del piso.
Mucha gente toma esa decisión supongo que es respetable, sin embargo, los que seguimos vivos no la entendemos. Suerte y éxito ;)

maru dijo...

Creo que es natural y propio de las personas sentirse agobiados en algún momento de su vida, y creo que es normal pensar qué pasaría si ya no estuviéramos aquí, pero me parece triste que algunas personas permanezcan demasiado tiempo con la tristeza a cuestas y no encuentren otro final que acabar con su vida. Creo que nuestra vida es tanto de nosotros (valga la redundancia) como de la gente que nos rodea, el suicidio no será para mí nunca parte de mi elección.

Gracias por tu visita Shidi, me gustó tu blog.

SERGINHO® dijo...

empato contigo en tus inquietudes..
fuerte lo de este tipo.. igual lei el blog de roberto.. y encontre el tuyo..

Shidi... no sera mi ultima visita.. cuidate.. nos leemos

Victor Haldan dijo...

¿qué vas a ver hoy en televisión?

Te doy una idea aquí.

Gonzalo Araya I. dijo...

Hola Shidi, llegué aquí por un comentario que dejaste en mi blog y encuentro una bitácora como las que me gustan: personales, con opinión, que desnuden algo de su alma y muestren lo que son. Me pareció muy buena y la pondré en mi lista.
En cuanto a este post, tengo en relación al tema algunas opiniones al respecto que deben ser decantadas por el tiempo y en otra oportunidad expondré.

Un abrazo

Anónimo dijo...

HOLA
SHIDI .
LA VERDAD ME ENCANTO VOLVERTE A VER HACAI MUCHO TIEMPO Q NO TE VEIA.
ESPERO QUE LOS LIBROS TE SIRVAN DE MUCHA AYUDA Y AY SABES QEN ESE TEMA PUEDES CONTAR CON MIGO.

LA VERDAD ESPERO QUE ESTA VEZ NO TE PIERDAS TANTO ME PASES A VER DE VEZ EN CUANDO.
BUENO AMIGUIS POR HOY ES TODO LO QUE TE PUEDO DECIR.
DE UN AMIGO QUE SIEMPRE TE RECUERDA.

CELSO PEREZ