viernes, julio 15, 2005

Tres reflexiones: "Soñar es Gratis"/"La Esperanza es lo Último que se pierde"/"La felicidad son Sólo Momentos". Parte I:"Soñar es Gratis"


Tengo tres reflexiones que hacer respecto a dichos que se repiten a diario... Empiezo con el tema del precio de soñar.
Leyendo algunos blogs en
Planeta Blogs, me encontré una chica que hablaba de los sueños. Decía "Soñar no cuesta nada". Con todo respeto compañera Blogguera, le rebato la afirmación. Cuando decimos casi sin pensar que "Soñar es gratis", en la apariencia si lo es: vas por la calle, te sientas en una banca, sueñas que eres una gran profesional, o que en lugar de estar en el Bellas Artes, te paseas por el Louvre, (por decir el primer ejemplo que se me vino a la cabeza). Entonces sueñas eso... y nadie te cobra, no llega el señor cobra-sueños a pasarte la factura por lo que acabas de imaginar, es cierto. Pero ojo, creo que la cuenta llega después... y ojo también que en los sueños se paga sobreconsumo. Soñando te elevas y te elevas y cuando llegas a la realidad de vuelta, el porrazo te pasa la cuenta. La caída es proporcional al monto del sobreconsumo se diría. No es que yo quiera caer en el extremo del pesimismo y el hiperrealismo, pero a decir verdad, y proyectando un poco ese idilio al cual le dedicamos unos cuantos minutos del día, si en soñar se nos va la vida, bien cara sale la cuenta, en este caso no en pesos o dólares, sino que algo como frustrapesos o frustradólares. Soñar está bien... es uno de los ingredientes principales de la vida... pero DEBE venir secundado por la acción. El señor Piñera no va a venir a tu puerta a ofrecerte un viaje a Francia con todos los gastos pagados para que puedas pasearte por el Louvre. La universidad no te va a garantizar que seas un profesional exitoso, si te dedicas a mirar para el lado todo el tiempo, sin poner atención a tus potencialidades... Si uno se sienta a esperar eso, es bastante más probable que antes que el señor Piñera venga a tu casa, llegue el señor Cobra-sueños y te tape de deudas con los frustrapesos... y ese boletín comercial es bastante difícil de olvidar.
Súper neoliberales mis conceptos. Bueno es el mundo en el que nos movemos supongo.
Joe Vasconcellos dejó de convecerme hace harto rato, pero hay una frase de un tema suyo, que es bastante simple, pero que por lo mismo, tiene mucho de certera: "Mirando tele en la cama/la vida se pasa y los sueños se van..." ("Volante o Maleta", del Soundtrack del film "Taxi Para Tres")
Mañana les cuento sobre el tema de las esperanzas... lo último que se pierde...

4 comentarios:

Chiquilis dijo...

sabes, tienes razón en algún sentido. Pero hay que soñar en la vida, te lo dice alguién que se le han cumplido un par y que no deja de soñar. Al fin y al cabo, la cuenta nunca puede ser muy elevada.

Nacho dijo...

estoy de acuerdo con lo que dices. yo creo que más que soñar, hay que usar esas ilusiones como un motor para concretar algo real, que sean un medio y no un fin. un poco de sangre fría no viene mal si previene los dolorosos porrazos desde las nubes.

Vivisita dijo...

una amiga me decia: nunca pares de soñar, pero no permitas que tu vida se convierta en un sueño.

Creo que va de acuerdo con la relacion proporcional que mencionas: mientras mas grande sea tu sueño, mas dolera el porrazo.

Saludos :)

Soñadora... jaja q cursi dijo...

sin embargo son nuestros sueños los q nos alimentarán y los q nos entregarán la fuerza para superarnos día a día... aunq claramente concuerdo con la amiga d vivisita.. no djes d soñar, pero q tu vida no se convierta en uno...